Prat Gay teme que la crisis de Brasil arrastre aún más a la Argentina

El ministro consideró que la situación brasileña le va costar a Argentina 1,5 puntos de su crecimiento.

Por
PRAT GAY. Durante una de las disertaciones que participó en España (AP).

PRAT GAY. Durante una de las disertaciones que participó en España (AP).

31deMayode2016a las09:08

La crisis actual que vive Brasil, con un gobierno interino y una desaceleración económica, le va a costar a la economía de Argentina 1,5 puntos de crecimiento este año, advirtió hoy su ministro de Hacienda y Finanzas Públicas, Alfonso Prat Gay.

"Brasil podría definir si crecemos o caemos", dijo Prat Gay, invitado en la tribuna EFE-Casa de América en Madrid, donde fue presentado por el ministro español de Economía, Luis de Guindos.

Prat Gay, en el cargo desde diciembre de 2015, declaró que en el mundo actual, "muy incierto", se necesita mucho diálogo; y "Argentina quiere formar parte del diálogo, no del problema, como hasta ahora", en alusión al anterior gobierno de Cristina Fernández.

Inversiones

El ministro, que realiza una visita a España, presentó las posibilidades que ofrece su país para los inversores españoles y repitió el encargo que le hizo el presidente Mauricio Macri antes de viajar a España: "Decirles que se apuren para venir a invertir a Argentina".

"Si invierten y crean empleo van a ser bienvenidos", declaró el político argentino.

El responsable de Hacienda ofreció como garantías la nueva política de su gobierno, en el poder desde diciembre de 2015, dispuesto a asumir sus compromisos internacionales y a saldar las deudas contraídas.

"Para ser creíbles tenemos que cumplir con nuestras deudas y con las sentencias", afirmó, en referencia al acuerdo al que llegó el Ejecutivo de su país en Nueva York con los acreedores.

Habló de la tarea de su gobierno para combatir la inflación y reducir el déficit, al tiempo que procura mejorar la situación de las capas más vulnerables de la sociedad.

Insistió en que el objetivo es llegar a 2019 con una inflación del 5%, frente al 25% prevista para 2016, así como bajar el déficit un punto del PIB, en un momento en el que la economía no está creciendo.

Prat Gay, que fue titular del Banco Central de Argentina entre 2002 y 2004, defendió la independencia "de facto" de esta institución e insistió en que las metas de inflación las fija el Ejecutivo y las ejecuta el Banco Central.

Además, recordó el plan del Gobierno de "sinceramiento fiscal", con el que pretenden que afloren los capitales no declarados y así poder saldar la deuda con los retirados o jubilados, además de financiar a las provincias y a las pequeñas y medianas empresas.

"Nos gustaría bajar los impuestos en el futuro", adelantó, pero "no mientras la economía no crezca fuertemente", puntualizó.

Temas en esta nota

Seguí leyendo