El clima tiene nuevos motivos para presionar las cotizaciones

A pesar del recorte en el área sembrada con trigo en nuestro país producto de las adversidades climáticas, las óptimas condiciones de los cultivos de soja y maíz en Estados Unidos, constituyen motivos más que suficientes para que las cotizaciones sigan encontrando motivos de presión. Cualquier esbozo de suba, se vería limitado por los abundantes inventarios.

Por |
29deJuliode2016a las17:07

Las precipitaciones que se registraron en el centro y sur de Buenos Aires durante el transcurso de los últimos dos meses, y el retraso en la cosecha de soja que imposibilitó la liberación temprana de lotes para la incorporación de trigo, impidieron concretar la intención de siembra relevada sobre el comienzo de la campaña, que era de 4,5 millones de hectáreas. Así es que la Bolsa de Cereales de Buenos Aires recortó en 200 mil hectáreas la estimación hasta los 4,3 millones.

Los excesos de humedad acumulados en el perfil y la falta de días soleados, no permitieron realizar con normalidad las labores de implantación de trigo. Este escenario ejerce sostén sobre las cotizaciones, sobre todo si tenemos en cuenta que el pronóstico para el sur bonaerense no descarta la posibilidad de registrar nuevas precipitaciones para la próxima semana.

La misma suerte corrió para la cosecha de soja y maíz, que siguen registrando importantes demoras y aún no pueden darse por finalizadas.

La niña no asusta en Estados Unidos

En las últimas semanas el escenario cambió por completo para la soja y el maíz en el mercado de Chicago. La expectativa de que el clima seco derivado de un fenómeno La Niña pudiera afectar los rindes de los cultivos de la actual campaña en Estados Unidos se fueron diluyendo con el correr de los días.

La oleaginosa y el forrajero llegaron a etapas claves para el crecimiento con excelentes condiciones, lo que le permitiría pasar un agosto con lluvias por debajo de lo normal sin grandes complicaciones.

Todo esto fue sumamente negativo para las cotizaciones, llevando a la soja a mínimos de tres meses y al maíz a mínimos de hasta 21 meses con la mira puesta en una cosecha que podría incluso llegar a marcar un nuevo récord.

Así las cosas resulta difícil esperar un repunte en las cotizaciones del mercado de Chicago, ya que cualquier factor alcista se vería limitado por la gran disponibilidad de granos.

Pronósticos a corto plazo

Argentina

Permanecen las condiciones estables en el corto plazo hasta entrado el fin de semana. A medida que el sistema de alta presión lentamente se desplace en dirección este noreste, crece el flujo desde el sector norte de humedad y temperaturas confiriendo un contexto de mayor inestabilidad.

El noreste de la provincia de Buenos Aires y centro sur de la región del Litoral se presentan con mayor grado de probabilidades para el retorno de las precipitaciones hacia la última parte de la jornada del sábado y el transcurso del domingo.

La semana entrante, comenzará con temperaturas bajo lo normal en el sur del área agrícola. Contrariamente, el norte comenzará a recibir vientos del norte, que provocarán un fuerte ascenso térmico.

Hacia los últimos días de Julio, se producirá el paso de un frente con muy poca actividad, que sólo producirá precipitaciones moderadas a abundantes sobre el extremo nordeste de Buenos Aires y el sudeste de la Mesopotamia.

Hacia el final, se producirá la entrada de una masa de aire cordillerano, que provocará un marcado descenso de la temperatura, en la mayor parte del área agrícola, con riesgo de heladas.

Estados Unidos

En Estados Unidos, la perspectiva comenzará con el paso de un frente de tormenta, con escasa actividad, que provocará precipitaciones muy irregulares, en su mayor parte escasas. 

Posteriormente, la llegada de una masa de aire polar poco vigorosa, provocará un moderado descenso térmico en el norte del área agrícola norteamericana, mientras que el sur observará valores normales a superiores a lo normal.

Hacia mediados de la perspectiva, retornarán los vientos del sur, reactivando la ola de calor.

Temas en esta nota

Seguí leyendo