Trabajo de menores en la actividad rural: jornada de trabajo y tareas prohibidas

Pautas especiales, aplicables al trabajo de menores que pueden –bajo ciertas condiciones-, celebrar válidamente contrato de trabajo, lo que ocurre si tienen 16 años o más de edad, pero son menores de 18 años.

Por |
Pautas para el trabajo de menores en la actividad rural.

Pautas para el trabajo de menores en la actividad rural.

06deAgostode2016a las12:32

La ley 26.727 del Régimen de Trabajo Agrario establece pautas especiales, aplicables al trabajo de menores que pueden –bajo ciertas condiciones-, celebrar válidamente contrato de trabajo, lo que ocurre si tienen 16 años o más de edad, pero son menores de 18 años.

Nos explica el Dr. Julio Mirasson de Arizmendi que, en estos casos, la jornada de trabajo debe realizarse exclusivamente en horario matutino o vespertino y no puede exceder de 6 horas diarias y 32 horas semanales, pudiendo distribuirse de manera desigual esa cantidad de horas semanales en tanto la jornada diaria no supere las 7 horas

Excepcionalmente, la autoridad administrativa laboral de la jurisdicción podrá extender la duración de la jornada hasta 8 horas diarias y 44 semanales siendo que ello no afecte los estudios del menor.  

El régimen admite que el mayor de 14 años pero menor de 16 sea ocupado en explotaciones cuyo titular sea su padre, madre o tutor, en jornadas que no podrán superar las tres (3) horas diarias, y las quince (15) horas semanales, siempre que no se trate de tareas penosas, peligrosas y/o insalubres, y que cumplan con la asistencia escolar.  La explotación que pretenda acogerse a esta excepción a la edad mínima de admisión al empleo, debe obtener autorización de la autoridad administrativa laboral de la jurisdicción.  Para evitar situaciones de fraude y con una clara finalidad protectoria del menor, se prevé que ésta no podrá otorgarse cuando, por cualquier vínculo o acto, o mediante cualquiera de las formas de descentralización productiva, la explotación familiar se encuentre subordinada económicamente o fuere contratista o proveedora de otra empresa, no podrá obtener la autorización establecida en esta norma.

Existe una prohibición absoluta de trabajo nocturno (entre las 20 horas y las 5 horas del día siguiente).

También, de ocuparlos en trabajos peligrosos, penosos e insalubres. En caso de accidente o enfermedad profesional, si su causa fuera alguna de esas tareas prohibidas se considerará que han sido resultado de la acción u omisión del empleador, sin admitirse prueba en contrario.  Sólo si el accidente o enfermedad profesional hubiera obedecido al hecho de encontrarse circunstancialmente el trabajador en un sitio de trabajo en el cual fuere ilícita o prohibida su presencia, sin conocimiento del empleador, éste podrá probar su falta de responsabilidad.

Temas en esta nota

Seguí leyendo