Un año de buenas condiciones para el trigo

"Está todo dado como para que tengamos una buena campaña de trigo", comentó el Ing. Agr. Enrique Alberione, del INTA Marcos Juarez, destacando un mayor uso de fertilizantes.

Por
29deSeptiembrede2016a las10:04

"Es un año que se presentó desde un inicio con un contexto muy favorable para el cultivo", comentó en exclusiva el Ing. Agr. Enrique Alberione, Especialista en Fitopatologia de trigo del INTA Marcos Juarez. "Tanto desde el punto de vista de precios, así como también en la relación costo beneficio para los fertilizantes, que se presentaron más económicos a la hora de compararlos con años anteriores", destacó.

Un 20% más de superficie

Bajo mejores condiciones la siembra del cereal se incrementó en la actual campaña, junto con otro factor que también se presentaba como positivo, como ser la altura de las napas a la hora de la siembra, problemática que arrojaba como una buena alternativa una mayor superficie destinada al cereal.

Cabe señalar que la siembra se vio algo afectada por las precipitaciones durante junio, mes central para la implantación. "Recordemos que extraordinariamente cayeron en la región entre 70 y 90 mm". "Muchos de los lotes sembrados antes de estas lluvias se perdieron, especialmente en la zona de bajos", señaló Alberione. Además, "los semilleros no dispusieron de la semilla necesaria para cubrir la demanda, por lo que la siembra de cultivares de ciclo corto se vio de alguna manera reducida".

Más allá de estos factores que limitaron la expansión del área, se calcula que la superficie se incremento tanto en la región, así como en toda la provincia de Córdoba cerca de un 20%.

Situación actual del cultivo

Pasando a la actualidad del cultivo, en palabras de Ingeniero Agrónomo los lotes presentan una muy buena condición: "Se los ve muy lindos, con muchos macollos por planta, lo que es una muy buena condición".

Las razones de esta buena condición se deben fundamentalmente a una buena cantidad de humedad en el suelo al momento de la siembra, así como también a los buenos planteos de fertilización de los lotes, principalmente "por la mayor ventaja en el costo beneficio del mismo".

Todo esto también estuvo acompañado por temperaturas frescas durante el invierno, en donde no se registraron una gran cantidad de heladas: "Se podría decir que hay un 50% menos de días con heladas, pero si las temperaturas mínimas fueron inferiores a las de otros años". Una condición que ayuda mucho a la etapa de macollamiento.

Pasando ya a la primavera, comentó que se esperaba el pulso mayormente seco que se observa por estos días, pero que los cuadros en su mayoría no se ven afectados gracias a las buenas reservas de humedad.

Tema sanitario

Alberione comentó que las condiciones climáticas actuales no son las favorables para el desarrollo de enfermedades. De igual manera, "si hacemos una proyección a futuro creo que las condiciones se van a dar para lo que es una de las principales enfermedades en el cultivo, como ser la Roya anaranjada"

No obstante aclaró que la Roya anaranjada, si bien va a estar presente en los cultivos susceptibles, no se verá tan extendida como en años anteriores.

"Creo que el productor tomó buenos recaudos en el tema de recambio varietal, se ha inclinado más por variedades que le aportan sanidad, pensando tanto en la calidad como así también en el rendimiento. De igual manera, "aquellos que sembraron variedades susceptibles se van a ver con el problema de la Roya sin dudas".

Para aquellos lotes que se vean afectados, será fundamental una tarea de monitoreo semanal, junto con la decisión de aplicar fungicida en el debido momento para lograr un buen control.

"Una buena campaña de trigo"

"Climáticamente hablando es un año de muy buenas condiciones para el cultivo", aseguró Alberione al tiempo que destacó el uso de fertilizantes, "situación diferente a años anteriores donde se hacía con baja tecnología".

"La fertilización es un eje central en el trigo", comentó Alberione al respecto, ya que se trata de un cultivo que acusa mucho la falta de nitrogeno. "Uno ve lotes amarillentandose y dice decididamente eso es falta de nitrogeno", siendo hasta positivo desde el punto de vista sanitario: "Las plantas bien nutridas pueden esquivar las enfermedades de mejor manera".

"Está todo dado como para que tengamos una buena campaña de trigo", concluyó.

Temas en esta nota

Seguí leyendo