¿Soja o maíz? Una pelea pareja entre los cultivos de segunda

Desde la BCR comentaron que la competencia es bastante pareja. Está casi “empardada”, como cuando se juega al “truco”.

Por
¿Qué conviene sembrar: soja o maíz de segunda?

¿Qué conviene sembrar: soja o maíz de segunda?

24deOctubrede2016a las11:32

Con 700 mil hectáreas más de trigo en nuestro país, los cultivos de segunda adquirieron cierto protagonismo. Los contrincantes, soja y maíz como sucesores del cereal invernal, se presentan muy competitivos en la zona núcleo, tomando como base un informe de la Bolsa de Comercio de Rosario elaborado por Julio Calzada y Sofía Corina.

Aspectos agronómicos, inversión inicial, variables comerciales, riesgo productivo, entre otros, serán los factores que los hombres de campo tendrán en cuenta para decidirse por una u otra opción. Sin embargo, el empate de la ecuación de márgenes brutos y netos de ambas combinaciones de doble cultivo enciende una duda hacia donde se inclinará la balanza.

Así, en el informe, los especialistas de la Bolsa de Rosario analizaron los posibles márgenes brutos y netos que obtendría un productor agropecuario que tenga que optar por alguna de estas dos opciones en hectáreas propias de la zona núcleo, específicamente a 180 kilómetros de los puertos del Gran Rosario.

Una pelea casi "empardada"

Con los números actuales y aún con la caída de precio que sufrió el maíz desde el mes de junio de este año, "conviene sembrar maíz de segunda en vez de soja de segunda". Sin embargo, desde la BCR comentaron que la competencia es bastante pareja. Está casi “empardada”, como cuando se juega al “truco”.

Comparación trigo/soja de 2da versus trigo maíz de 2da. Campaña 2016/17.

El margen neto de la primera opción (trigo-maíz de segunda) asciende a 290 U$S por hectárea, en tanto que la combinación “trigo-soja de segunda” genera 295 U$S por hectárea. La combinación trigo-maíz de segunda estaría tan sólo un 2% por encima de la alternativa trigo-soja de segunda.

Recordemos que en el margen neto computa el pago de la totalidad de los impuestos nacionales, provinciales y municipales que debe afrontar el productor.​

Punto de vista de los costos

Analizando los resultados desde el punto de vista de los costos, la soja de segunda permite licuar más las erogaciones que el cereal estival. La alta inmovilización de capital al inicio de la campaña maicera, especialmente por su semilla híbrida, y el acotado periodo crítico de definición de rinde hacen más riesgosa la producción de maíz respecto a la de soja.

Si sumamos las erogaciones por la compra de insumos, labores de implantación y seguros para la opción trigo-maíz, el productor desembolsa un total de 687 U$S por hectárea. En cambio, estas mismas erogaciones para la siembra conjunta de trigo y soja de segunda le demandarían al hombre de campo cerca de 482 U$S por hectárea.

El costo de implantación de la alternativa trigo-maíz es un 43% más alto que en la combinación trigo-soja.  Por lo tanto, en la relación Margen Bruto (MB) sobre Costos Directos la soja de segunda le gana al maíz: 1,0 versus 0,7. 

Acceda al informe completo.

Temas en esta nota

Seguí leyendo