El transporte de cargas prende una luz roja por suba de costos

Para la Cedac, el sector no tiene margen para absorber subas salariales o de combustibles. Erogaciones “ocultas” generadas por regulaciones amenazan a las firmas familiares.

Por
Cuidar el negocio. Los dadores de carga se quedan todos los años con cinco o seis puntos de la rentabilidad de los transportes, advirtió la Cedac. (La Voz)

Cuidar el negocio. Los dadores de carga se quedan todos los años con cinco o seis puntos de la rentabilidad de los transportes, advirtió la Cedac. (La Voz)

26deOctubrede2016a las09:17

Si aumenta otra vez el combustible, no tenemos ninguna posibilidad de absorber el costo; y si hay un bono de fin de año para los conductores, no queda más remedio que pasarlo a tarifas”.

Así lo advirtió ayer el presidente de la Cámara Empresaria del Autotransporte de Cargas de Córdoba (Cedac), José Arata, al evaluar el difícil panorama que atraviesa el sector, con un nivel de actividad muy inferior al que marca la estacionalidad.

Con la participación de unas 500 personas, la entidad evaluó ayer en esta Capital el estado del sector durante el 1º Encuentro del Autotransporte de Cargas y la Logística, reunión con fuertes­ advertencias sobre costos ocultos que hoy aparecen en la actividad y la inviabilidad de firmas familia­res del rubro en el actual contexto.

El consultor Gastón Utrera (Economic Trends) presentó un Índice de Costos del Autotranspor­te de Cargas que marcó a octubre un aumento del 35,5% con relación a diciembre del año pasado.

Utrera fue muy claro al señalar que el punto de equilibrio de la actividad para un camión de 30 toneladas se ubica en 20,75 pesos por kilómetro recorrido. En menos de 19 pesos, el empresario resigna toda la rentabilidad, en tanto que por debajo de los 11,71 directamente genera deuda de distinto tipo, explicó.

Carlos Musante, director técnico de la Cámara Empresaria de Operadores Logístico (Cedol), señaló la necesidad de que las empresas del sector agudicen el manejo de los costos de modo “eficiente y eficaz”, con un “planeamiento operativo y estratégico”.

La falta de infraestructura, restricciones a la circulación en las grandes ciudades, la tendencia a consumir paquetería más pequeña, centros de distribución de clientes colapsados, rechazos, costo de la no entrega e incremento de los costos fiscales y administrativo, acorralan la actividad.

Curva peligrosa

$20.75 por kilómetro recorrido es el número que marca hoy un punto de equilibrio para el transporte.

13.000 empleados reúne el sector en ­Córdoba, con unas 40 mil unidades en circulación y una fuerte presencia de empresas familiares.

Temas en esta nota

Seguí leyendo