USDA de noviembre llegó con ajustes mayores a los esperados

El USDA ajustó todas las variables en mayor medida que lo esperado, resultando en pérdidas en todas las posiciones.

Por
​​Un tinte negativo tiñe al mercado.

​​Un tinte negativo tiñe al mercado.

09deNoviembrede2016a las16:58

El USDA ajustó todas las variables en mayor medida que lo esperado, resultando en pérdidas en todas las posiciones. Para la soja se la producción se aumentó en 1,26 millones de toneladas más de lo esperada, lo que ocasionó stocks finales mayores tanto en Estados Unidos como a nivel mundial. En el caso del maíz se esperaba una merma en la producción, pero se informaron 4,7 millones de toneladas más. Para el trigo los stocks finales mundiales se incrementaron en mayor medida a lo esperado.

Impacto del USDA

Soja

El dato que sorprende al mercado es el ajuste en la estimación de producción norteamericana, que se llevó a 118,7 millones de toneladas, 1,3 millones que lo esperado. Esto se debe a los rindes  que fueron ajustados a un nivel nunca antes visto, de 35,31 qq/ha, superando las expectativas. De este modo, nos encontramos  ante la mayor producción de la historia norteamericana.

Este incremento por encima de lo esperado en la oferta llevó a que los inventarios finales suban más que lo proyectado. De este modo superarían las 13 millones de toneladas, los que los pone en un ratio stock/consumo muy holgado. Estas variables son las causas principales de las bajas, que superan los US$7 por toneladas.

La demanda norteamericana fue aumentada como se esperaba, por un mayor volumen exportado pero se compenso con una baja en la molienda.

A nivel mundial los cambios en los stocks se deben a la mayor oferta norteamericana, ya que las estimaciones de los restantes países no se modificaron.

Maíz

Los datos para el maíz fueron en contra a lo esperado. El USDA aumentó la producción en 4,7 millones de toneladas cuando el mercado esperaba una reducción de este guarismo. Este ascenso se debió a una mayor estimación de rindes que alcanzarían las 110 qq/ha.

Este aumento de la oferta se traduciría en mayores inventarios a los esperados, aunque en parte fueron compensados por un aumento en la demanda por una mayor utilización para el etanol y el consumo interno.

A su vez, también se esperaba una caída en las existencias de maíz a nivel mundial, pero terminaron incrementando en 1,6 millones de toneladas más a lo esperado por el mercado. Estos factores llevan a que en promedio el maíz opere con pérdidas de US$ 4,9 por tonelada.

Trigo

Los stocks de trigo fueron los únicos que no se vieron modificados en gran medida, aunque ya se ubicaban en valores récord..

Sin embargo, a nivel global se han incrementado en 1 millón de toneladas, por una menor utilización de Ucrania y Canadá, cuando se esperaba una leve caída.

El cereal parece ser el menos perjudicado de la ruda, y al momento opera con bajas de US$2,9.

Temas en esta nota

Cargando...