Una obra millonaria para mitigar inundaciones en el río Salado

El Gobierno invertirá $ 1.600 millones en la cuarta etapa del plan maestro de manejo de esta cuenca, que la principal región ganadera del país.

Por
El objetivo de la obra es dotar de mayor capacidad al río para evitar desbordes e inundaciones en zonas aledañas y productivas.

El objetivo de la obra es dotar de mayor capacidad al río para evitar desbordes e inundaciones en zonas aledañas y productivas.

12deDiciembrede2016a las17:40

El presidente Mauricio Macri anunció esta semana la puesta en marcha de la cuarta etapa de las obras del Plan Maestro de la cuenca del río Salado, que tiene el objetivo de evitar desbordes e inundaciones en una región productiva estratégica de la provincia de Buenos Aires, que tiene un fuerte perfil ganadero. La inversión es de más de 1.600 millones de pesos.

“Esta obra va a generar casi dos millones de hectáreas puestas a producir en plenitud y esos son muchos trabajos, que son los que nos llevan en el camino de lo que llamamos ‘pobreza cero’, que es la reducción sistemática de la pobreza”, destacó Macri, durante el acto de presentación de las obras que se desarrolló en General Belgrano.

Además, el presidente subrayó que alrededor del río Salado se despliegan las tierras más productivas que tiene nuestro país . “Una tierra fértil es una oportunidad de trabajo y no se puede entender que a lo largo de tantas décadas este río haya sido sinónimo de problemas, conflictos y crisis, cuando había herramientas e instrumentos para corregir la situación”, insistió.

Acompañaron al presidente, la gobernadora bonaerense, María Eugenia Vidal; el ministro del Interior, Obras Públicas y Vivienda, Rogelio Frigerio; el secretario de Obras Públicas, Daniel Chaín; y el intendente local, Osvaldo Dinápoli.

Esta cuarta etapa del plan maestro, que implica una inversión de $1.679.791.257, beneficiará a 95.000 vecinos. El objetivo de la obra es dotar de mayor capacidad al río para evitar desbordes e inundaciones en zonas aledañas y productivas, lo que significa que el cauce va a tener más capacidad para conducir el agua evitando que zonas bajas queden anegadas.

Las obras incluyen el ensanche y la profundización del cauce del Salado, mientras que la tierra sobrante se va a distribuir en los bordes del río para darle más altura al terreno y recuperar hectáreas para la producción.

Las obras del cuarto tramo impactarán de manera directa en los municipios de la cuenca central del río Salado: Lobos, 25 de Mayo, Roque Pérez, San Miguel del Monte, Navarro, Chivilcoy, Alberti y Bragado.

Los tramos 1 y 2 ya se encuentran finalizados, mientras que en la actualidad avanzan las obras del tramo número 3. Una vez terminados los trabajos de los tramos 3 y 4 se van a recuperar 1.800.000 hectáreas productivas.

Temas en esta nota

Seguí leyendo