Ley 27.346: cómo se modificó el Impuesto a las Ganancias

La reciente Ley 27.346, que prevé modificaciones en distintos tributos de orden nacional, mantiene un capítulo dedicado a las relativas al Impuesto a las Ganancias.

Por |
¿Cómo quedaron las deducciones con la modificación?

¿Cómo quedaron las deducciones con la modificación?

11deEnerode2017a las12:11

La reciente Ley 27.346, que prevé modificaciones en distintos tributos de orden nacional, mantiene un capítulo dedicado a las relativas al Impuesto a las Ganancias.

¿Cómo eran las deducciones en el ejercicio 2016?

La suma de deducciones por los conceptos de ganancia no imponible (cónyuge, hijos y deducción especial) para el caso de una persona humana, una sucesión indivisa o un socio de una sociedad simple o ex sociedad de hecho, ascendía a $ 164.192, en el caso de un contribuyente con esposa y dos hijos menores de 24 años.

¿Cómo quedaron las deducciones con la modificación? 

Ahora, para el ejercicio 2017, será de $ 212.245. Lo que a simple vista pareciera un incremento interesante del 29% respecto al año 2016. Sin embargo antes de la modificación se podían computar las deducciones por hijo hasta que estos cumplían 24 años y ahora, solamente hasta los 18 años de edad

En el caso del ejemplo planteado, si los dos hijos tuvieran  más de 18 años, las deducciones totales alcanzarían los $152.381. Es decir, un importe menor que las permitidas hasta el año anterior.

Si bien es importante la modificación de la escala del impuesto a la que se encontraban tributando las personas humanas, sucesiones indivisas y los socios de las ex sociedades de hecho, tal vez sea más importante el criterio que el impacto en sí, aunque este también importe.

Desde el ejercicio del año 2000 esta escala no sufrió modificaciones, lo que provocó una verdadera inequidad a través de los años como producto del efecto inflacionario

A modo de ejemplo para comprender el cambio, hasta el ejercicio 2016 el contribuyente que tuviera una ganancia neta imponible de $160.000, debía tributar $42.500 de Impuesto a las Ganancias. Es decir: el impuesto representaba el 26% de su renta.

A partir del ejercicio 2017, ese mismo resultado va a estar incidido por $25.000 de impuesto a las ganancias, lo que equivale al 15% de su renta.

Estos 17 años en que no se ajustaron o corrigieron los valores de la escala y se generaron tantas distorsiones, en el futuro estarán bajo cierto control, ya que la Ley prevé que se ajusten a partir del 2018 por el coeficiente RIPTE. Es decir, por la remuneración imponible promedio de los trabajadores estables. 

¿Cuáles son las ventajas de conocer este coeficiente?

  • No es necesario una Ley que modifique las escalas.
  • Conocer anticipadamente el impuesto que se determinará en función de las escalas ajustadas a fin de cada año.

* Socio Barrero & Larroudé

Temas en esta nota

Seguí leyendo