Se achicaron los márgenes de la cría y el ciclo completo

Según el Ministerio de Agroindustria, sus resultados retrocedieron 60% en valores constantes desde 2011.

Por
Qué pasó en el primer trimestre de 2017.

Qué pasó en el primer trimestre de 2017.

31deMarzode2017a las16:15

La 21° edición del boletín Resultados Económicos Ganaderos del Ministerio de Agroindustria, analiza la evolución de los márgenes brutos en el período junio de 2011 a febrero de 2017, considerando los modelos más característicos de cada actividad: cría en la Cuenca del Salado, invernada de alta producción en la región subhúmeda pampeana y ciclo completo en Córdoba.

Todos los márgenes fueron expresados en moneda constante (pesos de febrero de 2017) utilizándose el IPC Congreso para realizar el ajuste.

Resultados

La cría y ciclo completo presentan curvas de evolución similar y llegaron a superponerse durante 2014. Los resultados estuvieron en alza durante 2015, superando los 3.000 $/ha en la cría, como consecuencia de los muy altos precios de venta de los terneros. En 2016, comienzan a caer y hoy están 60% por debajo de los de junio de 2011.

Los márgenes de la invernada muestran un patrón más definido, con picos en la primera mitad del año y caídas en la segunda, coincidentes con la estacionalidad en los precios de compra del ternero. En la serie analizada, se observa que en los meses de julio-agosto los resultados tienden a converger con los de las actividades de cría y ciclo completo.

En 2017

Otra herramienta de interés que incluye el informe del Ministerio, es el monitoreo trimestral de los márgenes brutos de más de 20 modelos ganaderos de todas las regiones productivas del país, basándose en establecimientos de tamaño mediano que utilizan los paquetes tecnológicos predominantes para diferentes niveles de productividad.

En el primer trimestre de este año, los resultados de la cría continuaron achicándose, aunque la diferencia respecto al anterior fue poco significativa. A un menor precio del ternero se le sumó un ajuste en algunos gastos de estructura (servicios, impuestos fijos, etc.). Habrá que ver si el ternero, avanzando la zafra, sigue bajando y arrastra los resultados de la cría que, en los modelos con buenos índices productivos, presenta números muy aceptables.

En los modelos de ciclo completo sucedió algo similar. Los márgenes brutos presentaron pocas variaciones pero el resultado final se deterioró por los mayores costos fijos.

Los modelos de invernada se beneficiaron con la relación ternero/novillo y recuperaron rentabilidad, especialmente los más productivos. Al mes de febrero, esa relación alcanzó a 1,28, bastante por debajo del 1,37 de febrero de 2016, en línea con el debilitamiento de la fase de retención que transita el ciclo ganadero. Debería bajar algo más conforme avance la zafra, lo cual le daría un poco de aire a las actividades de engorde, que venían con la rentabilidad bastante acotada. A esto contribuiría, además, un precio del maíz que podría caer por la muy buena cosecha que se espera.

Con respecto al precio del maíz, los resultados del último año de los modelos que utilizan suplementación muestran que la eliminación de las retenciones no los dejó fuera de juego. Por el contrario, la intensificación y la mejora en la eficiencia productiva son las herramientas que permiten sostener los márgenes.

Temas en esta nota

Seguí leyendo