La mirada ya está puesta en los márgenes de la campaña 17/18

Al momento de planificar hay que tomar en cuenta el rinde esperado, el precio de venta y por supuesto los costos.

Por |
El motivo disparador es el inicio de la ventana de implantación de la fina, la cual condiciona qué cultivo se sembrará luego en la gruesa.

El motivo disparador es el inicio de la ventana de implantación de la fina, la cual condiciona qué cultivo se sembrará luego en la gruesa.

26deMayode2017a las08:18

Aunque nos encontramos en plena recolección de la campaña gruesa, los productores argentinos ya comienzan a delinear las intenciones de siembra del próximo ciclo. El motivo disparador es el inicio de la ventana de implantación de la fina, la cual condiciona qué cultivo se sembrará luego en la gruesa. Un factor determinante en la decisión de siembra son los márgenes esperados por el productor. También existen otras variables, como los factores agronómicos de rotación de suelo o el clima esperado, aunque el rol principal lo juega la rentabilidad esperada.

Para calcular los márgenes, vamos a comenzar por analizar los ingresos. En este caso, se toma el rinde esperado y un precio de venta. Para determinar una cotización, un punto de partida es ver los valores actuales de las posiciones a cosecha. En este caso tenemos a una soja mayo'18 que cotiza en 248 dólares por tonelada, un maíz abril 18 en u$s/t 155 y el trigo enero 18 en u$s/t 156.

Con estos valores en la zona norte de Buenos Aires y sur de Santa Fe, siguiendo los costos de la revista Márgenes Agropecuarios, la alternativa más rentable es apuntar a la siembra de maíz. Esta misma tendencia se repite en el sur de Entre Ríos y el sur de Buenos Aires. Para Córdoba, teniendo en cuenta que la gran proporción es maíz de segunda, aun tomando la posición julio 18 que cotiza en u$s/t 148, da mejor el número para maíz.

De aquí se desprenden dos comentarios. El primero es que aquellos que ya han decidido sembrar maíz en la próxima campaña deberían aprovechar los valores forwards que se están negociando actualmente. Con estos niveles de precio recomendamos que se tome posición por un 20% de la producción proyectada, quedando el 80% restante abierta a futuras subas. Hay que tener en cuenta que son valores que costaron mucho conseguirse este año y que arrojan buenas diferencias.

En segundo lugar, lo que se tiene en cuenta al momento de realizar los márgenes es el precio presupuestado para la campaña, más allá de la cotización actual del futuro. En este caso, el valor para la soja es de u$s260, para el maíz de u$s155 y para el trigo de u$s160. Con estos valores se mantiene la siembra de maíz como mejor alternativa en las zonas analizadas. Por ello que se refuerza la decisión de toma de posición en la comercialización del maíz.

Por otro lado, sobresale en el sudeste y oeste de Buenos Aires como mejor alternativa la siembra de girasol, tomando en cuenta que los valores actuales a cosecha oscilan en u$s265.

Con este escenario se podría esperar una leve caída en la superficie de la soja a favor del maíz. Si miramos las proyecciones que realiza el departamento de agricultura para nuestro país nos encontramos con que prevén una expansión de área del cereal de 100 mil has, aunque también un aumento del área de soja de 300 mil has. Si bien no condice con los márgenes actuales, hay que tener en mente los proyectados y ahí también entra a jugar la expectativa de la disminución de las retenciones en la oleaginosa, lo que genera otro contexto de siembra. 

Finalmente cuando analizamos al trigo, sólo en el sudeste de Buenos Aires arroja un margen positivo para ser sembrado con exclusividad. La alternativa trigo/soja sí parece más atractiva, aunque la rentabilidad otorgada por el maíz es mayor. Para el cereal los valores que se están negociando para la nueva campaña rondan los u$s/t 160, que coincide con los valores de presupuesto. Para aquellos que siembren con la intención de vender a cosecha recomendamos tomar posición por al menos el 30% de la producción, para capturar valor e ir asegurándose logística.

En la actualidad las bolsas locales proyectan un incremento intercampaña de la superficie de trigo del 7%, que implicarían un área de 5,5 millones de hectáreas. Sin embargo, ahora existen preocupaciones por una gran proporción de lotes que se encuentran afectados por los excesos de humedad en la provincia de Buenos Aires, con lo cual podría haber área que quede sin sembrar por falta de piso.

* Dante Romano, Paula Piccollo y Paula Broglia.

Temas en esta nota

Seguí leyendo