Chaparrones y tormentas en contra de la siembra triguera

El tramo final de la siembra de trigo se ve comprometido por lluvias que afectan actualmente a regiones productoras.

Por |
07deJuliode2017a las16:43

El despliegue de coberturas nubosas y las jornadas grises se perfilan persistentes debido a la posición estacionaria del sistema frontal. El epicentro de estas lluvias sigue ubicado en la provincia de Entre Ríos, afectando el entorno del noreste de Buenos Aires y la franja este del centro sur de Santa Fe.

Según comentaron desde CCA, este vasto sector presentará mejoras temporarias, alternado lluvias posiblemente hasta comienzos de la semana próxima.

Los vientos del trópico continuarán soplando sobre el norte y el centro del área agrícola, provocando temperaturas superiores a lo normal, mientras que el sur continuará bajo la influencia de los vientos fríos. El frente provocará precipitaciones de variada intensidad sobre las costas del Río de La Plata y el Litoral Fluvial, mientras que la mayor parte del área agrícola recibirá valores escasos. Junto con el frente se producirá una entrada de vientos del sur, que provocarán un marcado descenso térmico, con riesgo de heladas.

Frente a este panorama, la Bolsa de Comercio de Rosario alertó que 110 mil hectáreas de la siembra triguera en jaque por chaparrones y tormentas. "Con un nivel de napas al límite y atmósferas saturadísimas de humedad, la siembra triguera se congela en el 90% con un inquietante final", comentaron desde la BCR.

En tanto, la Bolsa de Cereales de Buenos Aires también advirtió que la intención inicial se encuentra comprometida por estas precipitaciones.

Los suelos se mantienen cercanos a la saturación en el sur de la región pampeana. Se estima que el viento durante el fin de semana ha ayudado al oreado de los cuadros que necesitan continuar con el laboreo de la fina. Estas consideraciones se hacen exceptuando las zonas que presentan anegamientos semipermanentes, los cuales son difíciles de remover durante el trimestre frío.

Impacto en los mercados

La perspectiva comenzará con una vigorosa irrupción de vientos del trópico, que provocarán temperaturas máximas superiores a lo normal en la mayor parte del área agrícola norteamericana. Las precipitaciones serán escasas en la mayor parte del área agrícola norteamericana, a excepción de algunas franjas con valores abundantes en el este y varios focos aislados en el centro y el oeste.

Las condiciones secas fueron un importante factor alcista para las cotizaciones en el mercado de Chicago en el último tiempo. "Localmente se replicaron las subas internacionales, que en combinación con la firmeza de la divisa externa, foguearon el ritmo de negocios", se desprende de un informe de la Bolsa de Comercio de Rosario.

Temas en esta nota

Seguí leyendo