El valor de la nafta se alineará con el internacional en 2018

"Estamos estableciendo un sendero para poder converger a los precios internacionales de combustibles y petróleo crudo", dijo ayer el ministro Juan José Aranguren.

Por
Según el ministro, el precio del barril local está ya "cerca de la paridad" con los valores internacionales.

Según el ministro, el precio del barril local está ya "cerca de la paridad" con los valores internacionales.

25deAgostode2017a las09:04

En 2018 el precio de los combustibles se regirá por las cotizaciones internacionales del petróleo y es "altamente probable" que la medida esté resuelta a fin de año, según dijo ayer el ministro Juan José Aranguren al exponer en el Consejo de las Américas. "Estamos estableciendo un sendero para poder converger a los precios internacionales de combustibles y petróleo crudo. Es altamente probable que esté a fin de año", aseguró el funcionario. 

Según el ministro, el precio del barril local está ya "cerca de la paridad" con los valores internacionales. Dijo que la tendencia hacia la convergencia la había iniciado levemente el Gobierno anterior y la administración de Mauricio Macri la profundizó, para que sea la ley de oferta y demanda la que establezca los valores.

Indicó también que la caída estrepitosa que tuvo el precio internacional del crudo desde agosto de 2014, llevó a que la Argentina se tuviera que acomodar también a la baja. Aranguren sostuvo que la decisión de que esa disminución del precio del barril fuera gradual se debió a la necesidad de proteger las fuentes de empleo que dependen de la actividad petrolera en diez provincias productoras Reseñó que se pasó de un precio de u$s84 para el barril del crudo más liviano en 2014, a u$s77 en 2015, a u$s63 en 2016 y a u$s55 actualmente.

Aseguró que "el próximo paso es ir a un barril de u$s50, lo que va a ocurrir el próximo año y a partir de ahí habrá vasos comunicantes con el mercado internacional por lo que no habría diferencias entre el precio local y el de importación". También expresó que la Argentina deber "aprender del pasado" para que en el futuro el mercado local no desenganche sus precios del nivel internacional, y afirmó que "hoy están dadas las condiciones para que se liberen las relaciones entre oferta y demanda y que sea el mercado el que defina cuál es el precio que tiene que tener la energía, teniendo como comparación el precio internacional". 

El ministro no incluyó en su disertación la posibilidad de un cambio en los impuestos a los combustibles que permitan atenuar, cuando sea necesario, el impacto de un alza brusca en la cotización internacional. Tampoco reseñó la persistente y cada vez mayor caída de la producción local de crudo debido a la caída del precio, y qué medidas se propondrán para las economías provinciales que dependen del producto.

Temas en esta nota

Cargando...