Trigo: 230 mil hectáreas fueron afectadas por excesos hídricos

Los anegamientos presentes en gran parte de la provincia de Buenos Aires y La Pampa continúan provocando importantes pérdidas de área.

Por
El progreso nacional de siembra alcanzó el 99,8 % de las 5.350.000 hectáreas proyectadas para la campaña en curso.

El progreso nacional de siembra alcanzó el 99,8 % de las 5.350.000 hectáreas proyectadas para la campaña en curso.

25deAgostode2017a las09:13

Según informó la Bolsa de Cereales de Buenos Aires, el estado de exceso hídrico que se mantiene sobre el sur de Buenos Aires demora la implantación de los últimos lotes, restando la incorporación de sólo 13.000 hectáreas que se encuentran sujetas a la evolución climática de los próximos días.

Pérdidas de área

Además, los anegamientos presentes en gran parte de la provincia de Buenos Aires y La Pampa continúan provocando importantes pérdidas de área, principalmente en lotes más tardíos que transitaban etapas iniciales de emergencia al momento de mayor exposición climática.

Dichas pérdidas, que podrían superar las 80.000 hectáreas ya implantadas entre las regiones Centro de Buenos Aires, Sudoeste de Buenos Aires-Sur de La Pampa, Sudeste de Buenos Aires y Cuenca del Salado, se suman a las 150.000 hectáreas que se recortaron sobre la estimación inicial de siembra de 5,5 MHas como consecuencia de las inundaciones que afectaron a los núcleos trigueros durante gran parte de la ventana óptima de siembra.

De esta manera, 230.000 hectáreas de trigo fueron afectadas por excesos hídricos e inundaciones acumuladas durante la campaña 2017/18 y no aportarán volumen a la producción final. Bajo este escenario, el progreso nacional de siembra alcanzó el 99,8 % de las 5.350.000 hectáreas proyectadas para la campaña en curso, cifra que refleja un incremento interanual del 4,9 %.

Crecimiento y desarrollo

Por último, en cuanto al crecimiento y desarrollo de los lotes, el relevamiento semanal indicó que el 62 % del área triguera nacional continúa desarrollando macollos, mientras el 22 % diferencia hojas foliares y un 14 % comenzó a transitar el estado de encañazón.

A pesar de la situación climática que afecta al normal desarrollo del cereal en las regiones más comprometidas, se mantiene una buena condición de cultivo a nivel nacional teniendo en cuenta que los lotes implantados sobre las regiones del norte y centro del país presentan una humedad óptima para comenzar a transitar etapas reproductivas del ciclo fenológico.

Temas en esta nota

Seguí leyendo