¿Cuál es el clima de negocios de cara a la nueva campaña?

De las proyecciones de la Bolsa de Rosario se destaca una suba del 7% en las implantaciones con maíz. Del lado opuesto habría una nueva merma del área a sembrar con soja.

Por
04deSeptiembrede2017a las16:26

La Bolsa de Comercio de Rosario proyecta que, a nivel global, el área a sembrar en nuestro país podría ascender a 37,2 millones de hectáreas en la campaña 2017/18, un 1,15% más que en el ciclo precedente. Así se establece un nuevo récord para la superficie a implantar en nuestro país.

"Pese a que los excesos hídricos que persisten en gran parte del área agrícola frustraron las intenciones de siembra, fundamentalmente en las provincias de Buenos Aires y La Pampa, el área sembrada total en Argentina aumentaría casi medio millón de hectáreas", se desprende del informe elaborado por Sofía Corina y Emilce Terré.

En base a rindes tendenciales para los principales cultivos y promedio para aquellos con una participación más marginal en los planteos agrícolas, la entidad rosarina proyecta una producción total de granos 2017/18 de 127 millones de toneladas, un récord histórico.

Proyecciones de la BCR

De las estimaciones de la BCR se destacan la suba del 7% en las implantaciones con maíz, que podría cubrir una superficie récord de 6,3 millones de hectáreas, y el aumento del orden del 5% en el cultivo de girasol hasta casi 2 millones de hectáreas gracias, fundamentalmente, a la buena rentabilidad del cultivo en el norte del país.

El trigo, por su parte, ha debido conformarse con una suba del 2% a 5,45 millones de hectáreas -por debajo de lo que el productor hubiese deseado- ante la imposibilidad de avanzar con las labores de implantación en lotes inundados y encharcados.

Del lado opuesto, se destaca la caída, por segundo año consecutivo, del área a sembrar con soja, que podía perder un 2% de su cobertura, sembrándose 18,7 millones de hectáreas.

Fuerte competencia del maíz

 

Los principales factores que determinan este retroceso son el alto nivel de inventarios que aún retiene el productor. De hecho se estima que el año comercial 2016/17 dejaría un volumen de stock final récord de 15 millones de toneladas.

Además se suma la fuerte competencia que despierta el cultivo del maíz, cuyo margen neto ha mejorado notablemente a raíz de los cambios en la política comercial que se implementaron a partir de diciembre de 2015.

Por otro lado, del informe se desprende que las perspectivas de precios en el corto plazo no lucen muy alentadoras a la luz de la merma en el margen de rentabilidad del sector de procesamiento y exportación de oleaginosos que imposibilita mejorar su capacidad de pago.

Desafío logístico

La mayor participación de los cereales en la producción argentina de granos presentará más de un desafío a la logística del comercio tanto para su transporte, manejo, almacenaje y embarque.

"Si bien son varios los anuncios de empresas privadas y del sector público que buscan dar respuesta a esta necesidad, se espera que esto no sea una limitante para potenciar la provisión de alimentos de Argentina al mundo", concluye el informe.

Temas en esta nota

Seguí leyendo