El déficit fiscal sigue siendo uno de los principales desafíos de la economía argentina

La economía de nuestro país estaría bajo optimismo político y financiero, aunque con cierta incertidumbre macroeconómica.

Por
Carlos Melconian en el XIII Congreso de Economía Provincial.

Carlos Melconian en el XIII Congreso de Economía Provincial.

20deOctubrede2017a las17:04

Durante el XIII Congreso de Economía Provincial organizado por la Fundación Libertad, los economistas Miguel Ángel Broda y Carlos Melconian compartieron su visión sobre la actualidad de la economía de nuestro país, junto con algunas perspectivas a mediano y largo plazo.

Durante la presentación, Melconian destacó que la economía está saliendo de la recesión de 2016 y volviendo a niveles de 2015: "Un triunfo del oficialismo alivianará el panorama 2018/2019 en cuanto a gobernabilidad y poder político, aunque ganar la elección es condición necesaria pero no suficiente porque están los desafíos económicos".

En este sentido Miguel Angel Broda compartió en dialogo con Agrofy News cuales son estos principales desafíos de corto plazo, entre los que se encuentran:

  • Déficit fiscal
  • Inflación
  • Déficit de la cuenta corriente

Por otro lado, Melconian sostuvo que los principales desafíos de la economía actual pasan por el déficit fiscal y financiamiento, precios relativos, simultaneidad inversión-desinflación y déficit externo. “Falta despejar del todo el horizonte político, consolidar a macro y lograr el despegue”.

El contexto internacional se presenta como favorable en la actualidad: “Los mercados internacionales están líquidos y con el pulgar arriba para Argentina”, comentó Melconian. En tanto, Broda advirtió de la importante dependencia que tenemos de este contexto: “Es favorable pero existen riesgos. El futuro no es conocido con certeza”.

Broda destacó al sector agropecuario como un sector que “nos ha salvado muchas veces”. Al mismo tiempo comentó que no se ve un aumento de la producción similar al de Brasil. “Probablemente tengamos un dólar demasiado bajo para un súper desarrollo del sector”, agregó.

Bajo este contexto, Broda estima un crecimiento del 2,8% para este año, mientras que el próximo seguiría en la tendencia positiva: “Todavía tenemos capital ocioso y mano de obra ociosa con una alta tasa de desempleo. El problema lo vamos a tener cuando alcancemos límites de utilización y se note que somos un país descapitalizado

Temas en esta nota

Seguí leyendo