Tratamiento impositivo del pool de siembra

El pool de siembra tiene por objetivo reducir los costos fijos, aprovechar las tierras rurales, disminuir los costos de comercialización y producción, mediante la producción de escala a fin de absorber costos.

Por |
Análisis del tratamiento impositivo del pool de siembra.

Análisis del tratamiento impositivo del pool de siembra.

28deDiciembrede2017a las15:09

Se puede afirmar que el pool de siembra no es un tipo de contrato, si no una red de contratos que crean un sistema de producción. Por ejemplo, existen contratos con los gerentes asociados, con los contratistas, con los proveedores de insumos y con los destinatarios de los productos. Especialmente se extendió para la agricultura a gran escala, como forma de desarrollar el negocio con aporte de capital provenientes de otros sectores de la economía, pero con gerenciamiento especializado.

En principio hay que destacar que el pool de siembra tiene por objetivo reducir los costos fijos, aprovechar las tierras rurales, disminuir los costos de comercialización y producción, mediante la producción de escala a fin de absorber costos.

Gonzalo Alcorta, asesor impositivo de Arizmendi, explica que es un agrupamiento contractual o mejor dicho como un agrupamiento rural, que tiene por objeto lograr un resultado económico a partir de la unión de los aportes y esfuerzos de los distintos actores que lo componen.

A continuación, se analiza el tratamiento impositivo del pool de siembra, el cual puede variar de acuerdo a la forma jurídica adoptada por el pool de siembra.

Sujetos intervinientes

En general de los casos en el pool de siembra, podemos definirlas partes intervinientes, al productor agropecuario, el cual es titular  del inmueble rural, arrienda el inmueble al administradora. Por otro lado, tenemos al inversor, el cual participa en el proyecto  aportando capital.

Luego, se tiene a la administradora, la cual es responsable por toda la operatoria que efectúa con terceros.  El cual asume la condición de arrendatario, percibe del inversor, honorarios por el desarrollo de la actividad administrativa, comisiones por el valor de los arrendamientos contratados, porcentaje  de participaciones sobre las utilidades liquidas  y realizadas  al finalizar el proyecto, las cuales no tienen derecho a participar si hay  perdidas.

Formas jurídicas

El pool de siembra puede adoptar distintas formas de conformación social. Pueden constituirse como fideicomisos, fondo común de inversión, fondo de inversión directa, fondo de inversión agrícola, tipos societarios establecidos en la ley 19550 y modificatorias -SRL, S.A , S sociedades simples, contrato accidental de cosecha, sociedad anónimas simplificadas – SAS -Ley 27349 y otras.

Tipos de contratos

En general los pools de siembra utilizan los contratos de arrendamientos, en donde se paga una suma fija por hectárea, quedando la producción para el arrendatario.

 La aparcería es otro tipo de contrato en donde: entregando al propietario, en pago por el uso del campo, un porcentaje de la cosecha puesta sobre el camión en el campo.

La Mediería constituye un tipo contrato utilizado por los pools de siembra: cuando el dador además de aportar tierra entrega otros elementos, como semillas y herramientas de trabajo.

En el pool de siembra se diferencia de los contratos de aparcería o arrendamientos porque el propietario y contratista, recibiendo un pago cierto y seguro, independientemente de resultado obtenido, no se participa en el riesgo del negocio.

Tratamiento impositivo

Se entiende que cada una de las formas de encarar el negocio tiene implicancias absolutamente diferentes en el ámbito impositivo.

 Por ejemplo, en la alternativa de existir una garantía de devolución del capital y más aun fijar algún tipo de retribución asegurada sobre los fondos aportados, es asimilable a un préstamo de dinero.

Respecto al impuesto a las ganancias

Por lo tanto, dicha retribución adquiere el carácter de interés ya sea este fijo o variable.

Tal caracterización tendrá el tratamiento que la legislación impositiva le otorga a este concepto.

Lo cierto es que la intención de estos inversores es la obtención de un rédito asegurado no participando  del riesgo del negocio.

La retribución a obtener por los inversores será sobre el propio capital como préstamo de dinero y por tanto será una renta considerada de 2da categoría (Persona Humana) para el impuesto a las ganancias, es decir debe agregarse a su declaración jurada personal con dicho tratamiento.

Los inversores deberán emitir una factura por el incremento obtenido sobre el capital aportado, los cuales serán deducibles en la sociedad administradora.

Estos son los casos donde sin duda deben aplicarse la RG 830 y modificatorias de retención de impuesto a las ganancias a los beneficiarios de la renta.

Respecto del IVA se destaca

Inversor: Emitirá una factura con IVA discriminado e ingresará dicho monto a la AFIP, calculándose este impuesto sobre la rentabilidad obtenida quedando al margen el capital aportado.

Sociedad Administradora: Computará como crédito fiscal el monto de IVA abonado a sus inversores. Desde ya tendrá también créditos fiscales por todos los insumos adquiridos que se hallan gravados con el impuesto. Como debito fiscal están aquellos generados por las ventas de los productos agrícola-ganaderos

El dictamen 50/1995 expresó que el tratamiento impositivo de cada una de las partes intervinientes es el siguiente:

Inversor

Colocación de capital sujeta al riesgo, lo que indica que por su naturaleza son prestaciones financieras; por lo tanto, los rendimientos que vencieron o que se pagasen, estarán gravados por el IVA. Servicios financieros: L: 3, e), punto. 21.

Administrador

Deberá tributar por la totalidad del gravamen aplicable a la venta de granos, computando como crédito fiscal el generado por las adquisiciones de insumos y servicios necesarios para efectuar la producción agrícola.

Concluyen desde Arizmendi,la modalidad del esquema impositivo del pool de siembra no difiere a la de cualquier explotación agrícola, si bien pueden encontrarse algunas particularidades.

Las figuras jurídicas que pudieran adoptar los llamados pools de siembra son variadas y pueden encuadrarse en la figura del Fideicomiso; el Fondo Común de Inversión; el Fondo de Inversión Directa; el Fondo de Inversión Agrícola; Sociedad simple; sociedades en los términos de la ley 19.550 (Sociedad Anónima; Sociedad de Responsabilidad Limitada...); contrato accidental y otras.

Se entiende que cada una de las formas de encarar el negocio tiene implicancias absolutamente diferentes en el ámbito impositivo.

Los resultados de la explotación se determinan según las normas generales de la ley particulares aplicables a la valuación de los productos agrícolas comprendidos sementeras y cereales u oleaginosos, con o sin cotización.

 

 

Temas en esta nota

Seguí leyendo