Chicago: la soja encuentra sustento en el clima de Argentina

El clima seco en suelos sudamericanos permitió que el mercado opere con pequeñas subas.

Por
Restan implantarse 2,25 millones de hectáreas de soja.

Restan implantarse 2,25 millones de hectáreas de soja.

05deEnerode2018a las09:52

En el mercado de Chicago la soja opera con subas impulsada por el clima seco en Argentina. Ayer se reportó el avance de siembra y todavía restan implantarse 2,25 millones de hectáreas. De esta superficie el 75% se encuentra en el NOA y NEA con lo cual estaría dentro de la ventana óptima.

Las mayores preocupaciones están en el 25% restante que se encuentra en la provincia de Bueno Aires. Allí existen condiciones de sequía y cuando miramos al pronóstico de precipitaciones para la próxima semana solo figuran lluvias inferiores a los 20 mm, lo cual no parece suficiente. La perspectiva para los próximos 10 a 15 días es un poco más favorable, con lluvias hasta 40 mm aunque se teme por cómo van a estar diseminadas.

Las preocupaciones por Argentina traccionan a los subproductos y en particular a la harina de soja que presenta subas de US$4. Por otro lado el aceite de soja recibe el impulso del petróleo. En este sentido en Malasia a partir del lunes se van a quitar los impuestos a la exportación del aceite de palma por tres meses para poder sostener los niveles de precios.Esta medida estaría vigente por tres meses, o hasta que los stocks del aceite alcance 1,6 millones de toneladas.

En lo que respecta a cereales a nivel externo no se ven grandes variaciones. En el caso del trigo a nivel externo la mirada está en el clima de EE.UU. A nivel local se reportó el avance de cosecha que ya cubre el l 91,6% de la superficie implantada.

En el caso del maíz, a nivel local la atención está en la siembra que ubica en 77,9% de las 5.400.000 hectáreas proyectadas. En la última semana se han incorporado cerca de 415.000 has de maíz a lo largo del país, que en su mayoría corresponden a lotes tardíos y de segunda ocupación.

Temas en esta nota

Seguí leyendo