La escasez de precipitaciones sigue siendo la marca de los días

La temperatura comenzará a mostrar un camino ascendente a partir de mañana, llegando a un apogeo cercano a los 35ºC durante el fin de semana en la franja central.

Por
En la foto satelital, los cielos diáfanos permiten observar detalles de cuerpos de agua permanente, condición que como se aprecia es muy extendida.

En la foto satelital, los cielos diáfanos permiten observar detalles de cuerpos de agua permanente, condición que como se aprecia es muy extendida.

07deMarzode2018a las08:42

La jornada ha vuelto a amanecer fresca, evidenciando el cambio de masa de aire que se concretó con el último pasaje frontal. No se han reportado fenómenos como nieblas o neblinas, típicamente asociados a madrugadas frescas, con cielos despejados y vientos en calma. La ausencia del fenómeno es un indicador de la escasa humedad en capas bajas de la atmósfera.

El día de hoy se prepara con ambiente amable, máximas ligeramente cálidas y sólo algunas lluvias en el sur de la Patagonia. En la foto satelital, los cielos diáfanos permiten observar detalles de cuerpos de agua permanente, condición que como se aprecia es muy extendida y que incluso va haciendo retroceder la capa de nubes bajas que aun toma parte del NOA.

La inestabilidad está muy lejana a las principales zonas productivas del sudeste de Sudamérica. Comenzamos a recorrer la segunda mitad de la semana con tiempo muy estable y perspectivas de continuidad. La temperatura comenzará a mostrar un camino ascendente a partir de mañana, llegando a un apogeo cercano a los 35ºC durante el fin de semana en la franja central, menos riguroso en el sur, donde ya habrá ingresado otro sistema frontal. En cuanto a lluvias, el panorama no presenta variantes y la escasez de precipitaciones sigue siendo la marca de los días.

El viernes se puede presentar muy activo en el noreste de la Patagonia, incluso con tormentas que pueden dejar acumulados inusuales para la zona. No obstante esto, esta perturbación se diluye al ingresar al sur de la región pampeana y si bien se perfila una oferta de agua bastante generalizada entre sábado y domingo, las mismas también repetirán su característica más común en esta temporada: su modestia.

Nuevamente habrá que esperar que algunas zonas reducidas y afortunadas sean alcanzadas por chaparrones más generosos, nada que pueda anticipar el patrón conducente de gran escala. La transición entre quincena insinúa alguna respuesta, nada para ilusionarse demasiado, pero en principio se perfila algo más húmeda.

Temas en esta nota

Seguí leyendo