Tecnología, gestión de riesgo y transformación: los ejes de un futuro próspero para el maíz

El presidente de Maizar, Alberto Morelli, abrió el 11° Congreso "Competitividad con Desarrollo" con un tono optimista a pesar de la sequía.

Por
23deMayode2018a las12:29

No quedaba un asiento disponible para el discurso de apertura del del 11º Congreso MAIZAR 2018 en el centro de exposiciones Goldencenter de la capital argentina. Con una asistencia récord de más de 900 personas, varias filas de gente de pie escuchaban atentamente las palabras inaugurales. Las expectativas estaban altas en cuanto al porvenir de la industria del maíz y del sorgo después de una campaña muy golpeada por la histórica sequía que se vivió en la última cosecha gruesa.

A pesar de ello, el presidente de Maizar, Alberto Morelli, se mostró optimista. “El rinde promedio nacional será el más bajo de los últimos cinco ciclos. Pero lo llamativo es que, aun así, está por encima de los rindes promedio de las últimas dos grandes sequías, en las campañas 2008-09 y 2011-12”, subrayó Morelli. Atribuyó esto a las incrementadas inversiones en tecnología por las cuales los productores están aumentando la productividad del campo. Asimismo, señaló que la siembra de maíz de la última campaña fue la más alta desde 1940.

Sin embargo, el dirigente recalcó la necesidad de priorizar la gestión del riesgo agropecuario para todos los eslabones de la cadena del maíz. “Sólo los impactos directos de la sequía sobre el sector agropecuario le costarán a la economía argentina medio punto del PBI”, señaló. Para prevenir mayores estragos a futuro, recomendó que se adoptará de manera prioritaria un conjunto de medidas para reducir el impacto del riesgo climático: obras de infraestructura, acciones de mitigación tranqueras adentro relacionadas con buenas prácticas agrícolas, promoción de los mercados de futuros, diseño de herramientas de cobertura con seguros y derivados climáticos, y una moderna ley de emergencia agropecuaria, entre otros elementos.

Insistió también sobre la modernización de las leyes de semillas y de fertilizantes e hizo hincapié sobre la importancia de estadísticas confiables para un mejor planeamiento, mirando hacia adelante.

Para Morelli, la bioenergía y las otras transformaciones del maíz son el futuro y Argentina tendrá que desarrollar este sector. “Mientras los Estados Unidos transforman internamente un 87% de su producción de maíz, y Brasil un 65%, la Argentina procesa menos del 35 por ciento”, observó el presidente de Maizar.

Temas en esta nota

Cargando...