Ingresos Brutos en Buenos Aires: una alternativa para recuperar saldos a favor

Esta solución que plantea la resolución de ARBA, generará algo de alivio incrementando el flujo de fondos que se encontraban inmovilizados.

Por |
Alejandro Larroudé explica cómo realizar una demanda de repetición para recuperar los saldos a favor por el pago de Ingresos Brutos.

Alejandro Larroudé explica cómo realizar una demanda de repetición para recuperar los saldos a favor por el pago de Ingresos Brutos.

18deJuniode2018a las17:11

Las empresas que realizaron pagos del impuesto sobre los Ingresos Brutos en la provincia de Buenos Aires, en forma indebida o sin causa, y que aún después de las compensaciones realizadas de oficio por ARBA posean crédito a favor, podrán interponer una demanda de repetición por dicho impuesto.

Evita que los pagos excedan las obligaciones

Mediante el uso de la plataforma de ARBA los contribuyentes pueden tramitar y obtener la resolución de determinadas demandas de repetición del impuesto sobre los ingresos brutos, cuando los montos provenientes de retenciones y/o percepciones practicadas o pagos en instituciones bancarias fueran en exceso o erróneos y no excedan la suma de $50.000, extendiéndose la posibilidad de su utilización a los contribuyentes comprendidos en los regímenes especiales del Convenio Multilateral y a las personas jurídicas, siempre que reúnan las condiciones definidas en la resolución normativa 16/2018.

¿Cuáles son las condiciones?

 Entre las más importantes se mencionan las dos siguientes:

  • Los saldos a favor deben encontrarse registrados en la cuenta corriente (tributaria) del contribuyente y no deben superar la suma de cincuenta mil pesos ($50.000).
  • Los saldos a favor cuya repetición se solicita, deben poseer una antigüedad mayor a los cuatro (4) meses, sin computar el mes en que se formula la demanda de repetición;

Más flujo de fondos para empresas de mejores ingresos

Esta solución que plantea la resolución de ARBA, generará algo de alivio incrementando el flujo de fondos que se encontraban inmovilizados, beneficiando en mayor medida a las empresas de menores ingresos.

* El autor es socio de Barrero & Larroudé

Temas en esta nota

Seguí leyendo