El campo, nave insignia de la transición energética

En el marco del precoloquio de Idea, empresarios señalaron que el sector está haciendo punta en la búsqueda de energías más amigables con el ambiente.

Por |
Panel: "El agro y la transición energética", en el marco del precoloquio organizado por Idea este miércoles en Rosario.

Panel: "El agro y la transición energética", en el marco del precoloquio organizado por Idea este miércoles en Rosario.

16deAgostode2018a las12:04

Como otras veces en la historia argentina, el sector agropecuario está siendo la locomotora de un cambio que nadie discute pero que el país no termina de activar por completo: la urgente necesidad de virar hacia fuentes de energía más limpias. Esta fue la conclusión a la que llegaron los empresarios que disertaron en el panel "El agro y la transición energética", en el marco del precoloquio organizado por Idea este miércoles en Rosario.

Tras advertir que “en el último G20 se habló de cómo va a impactar la transición energética y en Argentina no estamos dando esa discusión”, Nicolás Gandini, director de EconoJorunal y moderador del espacio, dio lugar a las exposiciones de Teófilo Lacroze (presidente de Shell Argentina), Federico Pucciariello (titular de Rosario Bioenergy) y Mariano Bosch (CEO de Adecoagro).

Las ponencias mostraron cómo la región pampeana en general y el sector agroindustrial en particular están llamados a tener un rol fundamental en este cambio, al reunir condiciones ideales para la construcción de una bioeconomía de triple impacto: social, ambiental y económica.

En este sentido, Pucciarello destacó el caso de la industria del biodiesel, que en menos de diez años transformó al país en el quinto productor mundial: "No solo somos parte del valor agregado del poroto de soja. Aquí hay valor agregado y ahorro de divisas con un modelo de producción sustentable y sostenible", afirmó.

 

Vale recordar que el biodiesel argentino se produce a partir del aceite de soja, es energía sustentable y es generado por 25 plantas en 7 provincias, que tienen capacidad para producir 4,5 millones de toneladas anuales, producto de los más de 2.000 millones de dólares en inversiones.

"Nuestra responsabilidad es altísima", aseveró el titular de Rosario Bioenergy, quien asombró al mostrar imágenes de cómo -si se continúa con el actual ritmo de emisión de gases de efecto invernadero- puede quedar el mundo en el futuro, con regiones enteras bajo agua, incluída la pampa húmeda.

Consultado por Agrofy News tras su alocución, Pucciarello señaló que entre los planes inmediatos de la firma se encuentra iniciar la producción de nuevos productos oleoquímicos, entre los cuales se encuentran bioplásticos, tocoferoles y fitosteroles. Esta iniciativa demanda una inversión superior a los 10 millones de dólares y estará lista para finales de año.

Energía para el crecimiento

Por su parte, el CEO de Adecoagro Mariano Bosch expuso cómo desde su tambo estabulado en Christophersen (al sur de Santa Fe) están desarrollando proyectos ambiental y económicamente sostenibles, en línea con el planteo de generar negocios que puedan ser amigables con el ambiente.

La firma inauguró a fines de 2017 un biodigestor que genera 1,4 MW de energía con efluentes del establecimiento, el cual además produce biofertilizantes que se reutilizan para los cultivos. Con el sistema probado ahora están embarcados en un plan para sumar un segundo dispositivo, que permita hacer frente a la duplicación de la producción: la meta es llegar a ordeñar 14.500 vacas y producir algo más de medio millón de litros de leche diarios en 2021.

"Yo veo la pampa húmeda y nosotros tenemos las mejores condiciones para transformarnos en un país de vanguardia, y el principal insumo para lograrlo es la energía", dijo Bosch, quien indicó que con el dispositivo instalado el año pasado "tenemos una energía espectacular y podemos ser más competitivos".

Si lo que se requiere para esa transformación es energía, para el presidente de Shell Argentina Teófilo Lacroze el país está capacitado para hacer frente a esa demanda creciente: "Podemos ser protagonistas de esta transición, tenemos las bases para hacerlo", afirmó.

El ejecutivo de la petrolera destacó que "cada país va a utilizar sus recursos de manera eficiente para lograr esa transición" y subrayó el potencial de Vaca Muerta, la segunda reserva no convencional del mundo en gas.

"El cliente reclama una energía más limpia pero eso no significa el fin de las fuentes fósiles", advirtió Lacroze, quien finalizó diciendo que "energía y agro son motores del futuro desarrollo, como país tenemos recursos privilegiados para enfrentar la transición".

Temas en esta nota

Seguí leyendo