Pluriempleo en el ámbito rural: detalles a tener en cuenta

Cuando el trabajo es temporario, por única vez, la contratación se efectiviza con el trabajador temporal para cumplir la labor cíclica particular.

Por |
Un informe de Arizmendi.

Un informe de Arizmendi.

07deSeptiembrede2018a las17:06

Suele ser común en el ámbito rural que los trabajadores puedan prestar tareas para más de un empleador teniendo registraciones simultáneas. Esto se da de diferentes maneras, ya sea con prestaciones discontinuas o permanentes, alternadas o coetáneas.

En algunos casos nos podemos encontrar trabajadores que, debido al carácter cíclico de la actividad, suele ir rotando por diferentes zonas del país de acuerdo al período del año y productividad, como ocurre en el caso de los trabajadores temporarios o permanentes discontinuos quienes prestan tareas solamente en las épocas de siembra o cosecha, trasladándose en cada temporada a distintas regiones del país para trabajar en la temporada propia de cada región.

Cuando el trabajo es temporario, por única vez, la contratación se efectiviza con el trabajador temporal para cumplir la labor cíclica particular, y luego al finalizar la actividad cíclica, estacional o temporal, se extingue el contrato de trabajo.

Mientras que cuando este tipo de tareas se reiteran todos los años, la contratación deja de ser temporaria para pasar a ser permanente discontinua en los términos del Art. 18 de la ley 26.727, es decir, no se extingue el contrato con cada prestación, sino que el trabajador mantiene el contrato de trabajo vigente con el empleador a lo largo de todo el año, pero la prestación es discontinua y solo percibe remuneración en los períodos del año en que presta tareas efectivamente.  El resto del año continua registrado en AFIP, pero sin percibir salarios, hasta la temporada siguiente.

Esto hace que el trabajador pueda estar registrado en más de un empleador, ya que el contrato al ser permanente discontinuo no se extingue pero cada empleador abona salarios en el período propio de su temporada.

Estas dos situaciones se encuentran claramente determinadas en la ley 26.727, explicando la ley las características propias de estos contratos temporarios o permanentes discontinuos en los Art. 17, 18 y siguientes, pero hay una tercera situación, que no se encuentra tan claramente especificada en la ley de trabajo agrario y es la que vamos abordar en esta nota.

Esta tercera situación, explica el Dr. Fernando Bianchi, especialista laboral de Arizmendi,  suele ser habitual en algunas jurisdicciones donde no hay suficiente mano de obra, donde los predios rurales se encuentran en manos de pequeños productores, y en los cuales un mismo trabajador puede prestar tareas a lo largo del año en distintos empleadores locales, concurriendo determinados días de la semana a un campo y otros a otro, o presta tareas por la mañana en un empleador y por la tarde en otro para realizar tareas puntuales.

En estos casos suelen generarse dudas en los productores pequeños sobre la registración pago de cargas sociales y remuneración de estos trabajadores.

Por lo que debe saberse que cada empleador registrará la relación laboral en base a tiempo efectivo de prestación de tareas que se requiera en cada empleo, y el salario se abonará en virtud a la categoría de las tareas realizadas, y el tiempo trabajado para cada empleador en particular.

Algunas de las consideraciones que tenemos que tener en estos casos de pluriempleo, son que la ley no habilita a los trabajadores a tener más de un obra social, con lo cual el trabajador con pluriempleo debería unificar aportes en un sola Obra Social, teniendo en cuenta que en ningún caso el aporte y la contribución a la Obra Social puede ser inferior a 2 bases imponibles mínimas de Seguridad Social que para el mes de Septiembre de 2018 la base imponible mínima de Seguridad Social se encuentra dispuesta en la suma de $ 3.004,25, con lo cual la base mínima de Obra Social para los trabajadores del régimen agraria sería de: $ 6.008,50 (conf. Dec. 921/2016 – y modif.).

En este sentido conforme surge de la Resolución D.G.I. 4.072/95, el trabajador deberá comunicar mediante nota a sus empleadores la Obra Social elegida.

En el caso de que el trabajador quiera mantener la Obra Social que tiene por opción con uno de los empleadores, deberá comunicar esto fehacientemente, presentando una nota en los términos del Art. 2° de la Resolución antes mencionada que contenga los siguientes datos:

  • Código único de identificación laboral (C.U.I.L.) del trabajador.
  • Apellido y nombres del trabajador.
  • Código y denominación del Agente del Sistema Nacional del Seguro de Salud por el cual optó.

Y conjuntamente con la nota de comunicación, el beneficiario deberá acompañar certificación extendida por el empleador por cuyo intermedio se encuentre cotizando a la Obra Social elegida, en la que conste la relación de dependencia del trabajador y el código y denominación del Agente del Sistema Nacional del Seguro de Salud al cual se aporte.

Asimismo, los empleadores deberán dejar constancia expresa de la Obra Social por la cual se hubiere optado, en los recibos de haberes del trabajador.

Finalmente, en caso de que el trabajador con ambos empleos superase con su remuneración la base imponible máxima de Seguridad Social (que para septiembre 2018 se encuentra dispuesta en la suma de $ 97.637,14), el trabajador deberá comunicar a uno de los empleadores (Conf. Anexo III Res. 2252 AFIP) dicha situación y éste retendrá hasta el tope los aportes a la Seguridad Social y Obra Social.

Mientras que al otro empleador le comunicará también fehacientemente mediante nota (Conf. Anexo III Res. 2252 AFIP), que no debe retener aportes a la Seguridad Social y Obra Social, ya que con su otro empleador supera el tope de retención.

Ambos empleadores contribuirán a la Seguridad Social y Obra Social por el total, ya que las contribuciones no se topean, pero los aportes del trabajador irán topeados en uno de los empleadores y en el otro no se retendrán aportes a Obra Social y Seguridad Social siempre y cuando la suma de ambas remuneraciones supere la base imponible máxima, de lo contrario cada empleador calculará los aportes sobre el total de remuneración percibida por el trabajador.

Pudiendo encontrar en la Resolución General AFIP 2252/07, específicamente en el artículo 5 el tratamiento y en los Anexo III y IV, los modelos de la DDJJ que tiene que presentar el trabajador solicitando la retención o no de aportes a la Seguridad Social y Obra Social.

En síntesis, cada empleador liquidará y llevará la relación de dependencia en forma directa con el trabajador, como ocurre con cualquier otro empleado, abonando y aportando en base al tipo y tiempo de labor que presta el trabajador para el empleador, independientemente de las prestaciones que tenga el trabajador con otros empleadores, salvo las excepciones antes mencionadas en relación a la opción de obra social y los casos en que los ingresos superen el tope de la base imponible máxima de Seguridad Social.

Temas en esta nota

Seguí leyendo