Radiografia de impuestos provinciales: Buenos Aires lidera la presión sobre la renta agrícola

En los casos de Buenos Aires, Córdoba, Santa Fe y La Pampa, se consideran los cultivos de soja, maíz, trigo y girasol.

Por
Índices Provinciales: Buenos Aires, Córdoba, Santa Fe, San Luis y La Pampa relevada por FADA.

Índices Provinciales: Buenos Aires, Córdoba, Santa Fe, San Luis y La Pampa relevada por FADA.

01deOctubrede2018a las15:12

Mientras que la medición de septiembre de 2018 de la Fundación Argentina para el Desarrollo Agropeucario (FADA) marca una participación de los impuestos sobre la renta agrícola del 60,9%, la sistribución entre las provincias quedó determinada de la siguiente manera:

  • Córdoba 60,9%
  • Buenos Aires 62,6%
  • Santa Fe 61,1%
  • La Pampa 61,7%
  • San Luis 61,1%

En estos resultados, se conjugan los rindes, los impuestos provinciales y locales y los fletes, que generan efectos distintos sobre cada uno de los cultivos.

En los casos de Buenos Aires, Córdoba, Santa Fe y La Pampa, se consideran los cultivos de soja, maíz, trigo y girasol, utilizando sus participaciones en la superficie sembrada, para luego calcular los números de una hectárea promedio de cada provincia. Para el caso de San Luis, sólo se consideran soja y maíz, ya que explican el 95% del área.

Para cada caso se utilizaron los rindes promedio de los últimos 3 años, a los que se les aplicó las pérdidas provocadas por la sequía, y los costos de producción de labores e insumos necesarios para esos rindes promedio en cada región. En cuanto a los fletes se estimaron para Buenos Aires 250 km., Córdoba 340 km., Santa Fe 120 km., San Luis 580 km. y La Pampa 340 km.

En cuanto a los impuestos nacionales, van en línea con el valor de la producción y con la rentabilidad en cada provincia, por lo que son más altos en términos absolutos en Santa Fe, Córdoba y Buenos Aires, y más bajos en San Luis y La Pampa.

Desde FADA explicaron que en el presente informe se introdujeron cambios en los indicadores de Santa Fe y San Luis. En el caso de Santa Fe, gracias a la colaboración del Ministerio de Economía de esta provincia, se pudieron ajustar los valores del inmobiliario rural promedio utilizado en el índice, que tenía valores superiores al promedio provincial ponderado por producción, mientras que se acercaba al promedio de las zonas más productivas.

En el índice de participación del Estado en la renta agrícola se estaba utilizando un promedio de impuesto de $683 por hectárea, cuando el recálculo de FADA en base a los datos provistos por el Ministerio, el promedio ponderado por producción es de $443 y el promedio simple de la provincia, considerando no sólo las tierras agrícolas sino toda la emisión del impuesto, es de $158.

En el caso de San Luis, gracias a la colaboración de productores se detectó un impuesto inmobiliario menor al realmente pagado, por lo que se incrementó el promedio utilizado en $28 por hectárea. Al mismo tiempo, se redujeron levemente los rindes utilizados para el cálculo ya que lo informado por la Secretaría de Agroindustria de la Nación se percibió como sobreestimado.

Impuestos provinciales

Los impuestos provinciales presentan divergencias. En el caso de Buenos Aires, significan unos $662 por hectárea, la mayor parte inmobiliario y el resto ingresos brutos. Pero al mismo tiempo, los partidos cobran sus propias tasas, la mayoría son tasas viales con un 70% de lo recaudado destinado a los caminos rurales y el otro 30% al municipio.

Distribución del valor bruto de producción

 

Estas tasas significan, en promedio, unos $124 por hectárea, con las más diversas formas de cálculo y los más diversos valores. Así, entre municipales y provinciales, una hectárea promedio en Buenos Aires debe tributar $786, representando un 2,7% del valor de la producción.

En el caso de Córdoba, sólo se paga impuesto inmobiliario rural, la producción primaria está exenta de Ingresos Brutos y no existen las tasas municipales. Así, representa 1,3% del valor de la producción.

Distribución del valor bruto de producción

Esta parte merece una aclaración, si en lugar de tomar el valor bruto de la producción, se toma el ingreso neto de gastos de transporte de los productores, los impuestos inmobiliarios rurales de Córdoba y Buenos Aires quedan en una situación más equilibrada. Esto es así por la diferencia en los costos de transporte entre una provincia y otra.

En el caso de Santa Fe, al igual que Córdoba, no se pagan Ingresos Brutos, pero si existen las tasas municipales como en el caso de Buenos Aires. El valor promedio del impuesto inmobiliario rural es de $443. Aunque como se dijo más arriba, con altas disparidades regionales, los campos del sur provincial pueden pagar decenas de veces lo que pagan algunos del norte.

 

Esta disparidad es importante aun considerando la capacidad productiva y la diferencia en el precio de la tierra. En cuanto a las tasas municipales, se estimaron en un promedio de $145 por hectárea. En la mayoría de los casos estas tasas están expresadas en litros de gasoil.

Distribución del valor bruto de producción

San Luis, tiene un impuesto inmobiliario rural sustancialmente más bajo que las otras provincias, sin embargo, tiene una especie de “derecho de exportación interno”. Cobra una tasa que incluye “guías de campaña” y “certificados de venta”. Los certificados se pagan tanto para la venta dentro de la provincia como la producción que se dirige fuera de la misma. Por otro lado, se paga la guía, para la producción que se transporta fuera de la provincia. Estas tasas se suman a un pago a cuenta de ingresos brutos, y se concentran en el llamado Documento Provincial (Do.Pro).

Distribución del valor bruto de producción

Por ejemplo, una tonelada de soja paga $10 en concepto de guía, más $15 de certificado, más $20 de pago a cuenta de IIBB, pagando un Do.Pro. por tonelada de $45.

Al igual que San Luis, La Pampa también tiene una especie “derecho de exportación interno”.

Distribución del valor bruto de producción

Se llaman “guías cerealeras” y se cobran por camión. Son distintas para cada Departamento, y tienen distintos valores si los granos se dirigen a un lugar dentro del Departamento, fuera del Departamento o fuera de la Provincia. El promedio por hectárea de estas guías es de $66.

Por su parte, el inmobiliario rural promedio es de $291,60 por hectárea. En cuanto a Ingresos Brutos, paga una alícuota de 0,5%, representando cerca de $83 por hectárea.

Conclusión

Para resumir la sección de impuestos provinciales:

  • En todas las provincias analizadas se paga impuesto inmobiliario rural;
  • En Buenos Aires, La Pampa y San Luis se pagan Ingresos Brutos. La alícuota es del 1% en los casos de Buenos Aires y San Luis, y 0,5% en La Pampa. En Córdoba y Santa Fe la actividad está exenta.
  • Buenos Aires y Santa Fe tienen tasas municipales, mientras que La Pampa tiene las guías cerealeras. Córdoba y San Luis no tienen imposiciones a nivel local.
  • San Luis y La Pampa tienen impuestos al estilo de aduanas internas.

Temas en esta nota

Seguí leyendo