Maquinaria agrícola: el costo financiero sobre las ventas se duplicó en 2018

La Encuesta Nacional de Coyuntura de la Maquinaria Agrícola reveló una caída proyectada del sector de ventas del 22% en dólares en 2018.

Por
Datos de la Encuesta Nacional de Coyuntura de la Maquinaria Agrícola.

Datos de la Encuesta Nacional de Coyuntura de la Maquinaria Agrícola.

25deOctubrede2018a las08:50

La Cámara Argentina de Maquinaria Agrícola (Cafma), presentó la Encuesta Nacional de Coyuntura de la Maquinaria Agrícola, estudio realizado con el objetivo de contar con un mapa actualizado de la situación que atraviesa el sector.

Relevamiento de CAFMA

La encuesta, realizada entre miembros de Cafma, la Asociación de Fabricantes de Maquinaria Agrícola y Agrocomponentes de Córdoba (Afamac), Asociación de Industriales de Maquinarias Agrícolas (Asima) e integrantes de la Maquinaria Agrícola de Buenos Aires (Magriba) reveló que el 55% de las 127 empresas consultadas registra una caída de ventas superior al 30% este año.

"Las cifras indican una caída proyectada del sector del 22% en dólares, es decir US$ 1.069 millones en 2017 contra US$ 833 millones este año", se desprede del relevamiento.

Esto se relaciona con un bajo uso de la capacidad instalada de las plantas. Un 40,2% se encuentra con un uso de la fábrica menor al 50%.

En tanto, sobre las razones detrás de esta marcada caída en las ventas, las empresas del sector acusan a la falta de financiamiento para la compra y la sequía que se registró durante el último ciclo como las principales causas.

De hecho, la encuesta muestra un costo financiero sobre ventas de 4 % en 2017 y un 9,35 % en 2018: "Este incremento sobre un total de US$ 1.000 millón de ventas, implica una transferencia de renta de la maquinaria agrícola de aproximadamente US$ 50 millones"

A paridad cambiaria actual, este monto equivale a 3.600 puestos de trabajo durante un año, considerando un valor promedio de $40.000 mensuales.

Ver también: Cómo impacta el contexto de altas tasas en la campaña

Puestos de trabajo

Por otro lado, sobre el empleo del sector de los fabricantes de la maquinaria, la mano de obra contratada directa registra actualmente una caída del 2,8% contra el año anterior, mientras que para la mano de obra indirecta la merma es mayor, con una 16,4%.

"Podemos inferir que el sector de la maquinaria agrícola tuvo en 2017, 16.000 personas contratadas de manera directa y 6.600 indirectos aproximadamente", estimaron desde Cafma.

En relación con la caída registrada en 2018, y las proyecciones registradas en la presente encuesta, Cafma alertó que el sector puede perder en los próximos meses 7.000 puestos de trabajo.

El relevamiento indica que los 7.000 puestos de trabajo perdidos consideran ingresos de $30.000 brutos mensuales, equivalen a $210 millones mensuales que no ingresan a la economía: "Si se consideran las cargas sociales también, equivalen a $ 73 millones mensuales perdidos por el fisco", agregaron.

Más del 80% de las empresas se encuentran radicadas en poblaciones de menos de 30.000 habitantes. En el caso de los puestos de trabajo indirectos, se trata de pequeños talleres (economías familiares) que prácticamente se pierden, porque no tienen capacidad de endeudarse. 

En el caso de los puestos de trabajo directos, es importante destacar que las empresas de maquinaria agrícola están radicadas en el interior el país siendo para muchas localidades uno de los principales motores económicos, lo cual ante esta situación de recesión genera grandes problemas sociales. 

Declaraciones de Crucianelli

En base a los resultados de esta investigación, Raúl Crucianelli, presidente de Cafma, destacó: “La encuesta transparenta la fuerte retracción de ventas de productos que vive el sector fabricante de Maquinaria Agrícola debido a la falta de financiamiento a tasas lógicas. Prácticamente estamos sin financiamiento para la venta. Existe mercado interno, pero el productor agropecuario o el contratista rural no está dispuesto a financiar su compra a las tasas que solicitan los bancos”.

“Todo esto ha producido una fuerte baja en la fabricación e importantes niveles de stocks, lo cual comenzó a tener influencia negativa en el empleo, con perspectivas desalentadoras dado que el estudio indica que entre el 22% y el 25% de las empresas decidirán en el corto plazo instrumentar reducción de jornada, suspensiones, inicio de PPC, etc. Todo esto debe ser resuelto para no profundizar la situación.”, agregó Raúl Crucianelli.

Respecto de las posibles soluciones, Crucianelli manifestó que “Se está en contacto con el Gobierno Nacional para analizar distintas propuestas que permitan al sector encontrar salidas a esta situación crítica, pero a la fecha no han surgido resultados viables”.

Temas en esta nota

Seguí leyendo