El Gobierno apuesta a un "fuerte repunte de la producción agrícola"

"El sector agrícola se recupera de la dañina sequía de este año", destacó el Gobierno en el Memorándum de Entendimiento.

Por
La postura del Gobierno en el Memorándum de Entendimiento Técnico entre Argentina y el Fondo Monetario Internacional.

La postura del Gobierno en el Memorándum de Entendimiento Técnico entre Argentina y el Fondo Monetario Internacional.

29deOctubrede2018a las08:39

El viernes el Gobierno publicó el Memorándum de Entendimiento de Políticas Económicas y Financieras con el Fondo Monetario Internacional (FMI) que describe las políticas y los objetivos económicos para el 2018 y el futuro.

De allí se desprende que el gobierno espera que el crecimiento económico trimestre a trimestre sea negativo hasta el primer trimestre de 2019: "Sin embargo, el restablecimiento de la estabilidad macroeconómica y la trayectoria descendente más rápida de nuestra  relación deuda-PBI restaurarán la confianza y eventualmente resultará en una recuperación en forma de V a partir del segundo trimestre de 2019".

"Esta aceleración del crecimiento también se verá respaldada por un fuerte repunte de la producción agrícola ya que el sector agrícola se recupera de la dañina sequía de este año", destacaron.

En concreto, el gobierno espera una caída de entre 2 y 3 por ciento en 2018 y entre 0,5 y 2 por ciento en 2019, "reflejando la recuperación en forma de V que esperamos, el crecimiento se recuperará a 8½ por ciento interanual en el cuarto trimestre de 2019".

"Durante 2019 también habrá un viraje en de la demanda desde el consumo interno y la inversión hacia una recuperación liderada por las exportaciones", agregó.

Del memorándum también se desprende el foco del gobierno sobre la política fiscal: "El núcleo de nuestros objetivos fiscales sigue siendo lograr el equilibrio fiscal para reducir nuestra deuda pública en el tiempo y fortalecer los pilares básicos de un proceso de crecimiento económico sano".

En este sentido destacaron la intención de asegurar la aprobación del presupuesto de 2019, "lo que acentuará aún más el amplio consenso político que ha sido establecido en la sociedad argentina".

Es así que se destaca que dentro del Presupuesto 2019, se encuentran, entre otras cosas, los siguientes items:

  • Un aumento en los impuestos a las exportaciones y una reducción en los reintegros de los impuestos sobre las exportaciones
  • Un impuesto a los bienes personales que se aplica a los activos de los miembros más ricos de la sociedad argentina tanto dentro de la Argentina como en el extranjero

Ver también: Diputados dio media sanción al Presupuesto 2019 y hay cambios para bienes personales

Acuerdo con el FMI

Por otro lado, el Fondo Monetario Internacional publicó los principales componentes del plan económico revisado de Argentina.

Política fiscal

Las autoridades están absolutamente comprometidas a reducir las necesidades de financiamiento del gobierno federal y a situar la deuda en una firme trayectoria descendente. Su objetivo es afianzar la posición fiscal del país, y para eso se han propuesto lograr un equilibrio primario en 2019 y superávits primarios a partir de 2020.

A tales fines, están procurando que el congreso argentino apoye medidas para incrementar los ingresos y recortar costos, tales como introducir impuestos a las exportaciones, incrementar el impuesto a la riqueza, reducir los subsidios deficientes a la energía, replantear las prioridades del gasto de capital y mejorar la estructura de las transferencias federales a las provincias. 

Política monetaria

Para reducir de forma contundente la inflación, el Banco Central adoptará un régimen de política monetaria más sólido, más simple y más verificable, y reemplazará el régimen de metas de inflación con un objetivo de base monetaria. El aspecto central del nuevo marco es un compromiso de limitar el crecimiento de la masa monetaria a 0% mensual (calculado como la variación del promedio mensual) hasta junio 2019, con el fin de reducir firmemente la inflación y las expectativas inflacionarias. Como complemento de este marco, se asume el compromiso de no permitir que las tasas a corto plazo desciendan a menos de 60% hasta que las expectativas inflacionarias a 12 meses hayan disminuido de forma contundente durante por lo menos dos meses consecutivos. 

Política cambiaria

El Banco Central de la República Argentina (BCRA) adoptó un régimen de tipo de cambio flotante sin intervención. En el caso de una fluctuación extremadamente excesiva del tipo de cambio, el BCRA puede realizar una intervención limitada en los mercados cambiarios para evitar condiciones desordenadas en los mercados. 

Protección social e igualdad de género

El proyecto de presupuesto federal refuerza la red de protección social. Se mantendrán el tope mínimo del gasto en asistencia social y el marco para el ajuste del gasto social. El proyecto de presupuesto que ahora está ante el Congreso incrementa el gasto social y preserva el gasto en salud (y a la vez focaliza mejor los desembolsos relacionados con salud que se destinan a los más vulnerables). Incluye además una expansión de 12% de los programas públicos de cuidado infantil, en aras de elevar la participación femenina en la fuerza laboral (en particular para los hogares de más bajo ingreso). Gracias al apoyo del Banco Mundial, la Administración Nacional de la Seguridad Social (ANSES) seguirá mejorando la focalización y ampliando la cobertura de la asignación universal por hijo (AUH). Por último, el gobierno ha elaborado un sistema para monitorear mejor las condiciones sociales a fin de responder más eficazmente a las necesidades que surjan entre los hogares de bajo ingreso. 

Aumento y reprogramación de los recursos

En el marco del acuerdo revisado, los recursos del FMI para Argentina en 2018-19 han aumentado en USD 19.000 millones. Un total de USD 56.300 millones estaría a disposición de Argentina a lo largo del plazo del programa hasta 2021. Los desembolsos del FMI para el resto de 2018 aumentarían en más del doble en comparación con el programa original respaldado por el FMI, a un total de USD 13.400 millones (además de los USD15.000 millones ya desembolsados).

Los desembolsos previstos para 2019 también se duplican prácticamente, a USD 22.800 millones, con total de USD 5.900 millones en desembolsos previstos para 2020-21. Ya no se prevé que los recursos disponibles en virtud del programa sean considerados de carácter precautorio, y las autoridades han solicitado destinar el financiamiento del FMI con fines de apoyo presupuestario.

Temas en esta nota

Seguí leyendo