¿Cómo hacer negocios en el Gigante Asiático?

Días atrás se realizó la conferencia China Day con el fin de identificar oportunidades para hacer negocios con el Gigante Asiático y aprender por qué el país es el nuevo líder global en innovación.

Por |
El pasado jueves se llevó a cabo la conferencia China Day.

El pasado jueves se llevó a cabo la conferencia China Day.

30deOctubrede2018a las09:23

China más allá de su protagonismo en la guerra comercial o de poder con Estados Unidos, en los últimos años se ha convertido en un gran destino para las exportaciones argentinas. En este sentido, según las cifras que arroja la balanza comercial, el gran capítulo pendiente de Argentina es que, a diferencia de Brasil que tiene un superávit comercial superior a los US$ 20.000 millones por año, en el caso argentino hay un déficit comercial de entre US$ 8.000 y US$ 9.000 millones.

En este contexto, conciente de las oportunidades y también de los desafíos que implica colocar bienes y servicios en el país presidido por XI Jinping, el pasado jueves se llevó a cabo la conferencia China Day. Un evento con el eje puesto en la exportación, el e-commerce los pagos móviles, la logística y el stocks que tuvo cita en el Teatro Lola Membrives y fue organizado por StartSe, BML China Business Consulting y Scannereditorial.

Líder en e-commerce

"En otros países, el comercio electrónico es una forma de comprar; en China es un estilo de vida", dice Jack Ma, fundador de Alibaba. Tan es así que China es líder mundial en e-commerce, vende on line en nueve horas lo mismo que toda Argentina en un año.

Para tomar dimensión del alcance que tiene el e-commerce en China, cabe recordar el mayor evento de compras online del mundo que fue el Día de los Solteros de China, el 11 de noviembre, donde el gigante del comercio electrónico Alibaba registró ventas por US$ 25.400 millones. Se estima que en 2020, China concentrará el 60% del e-commerce mundial.

Al respecto, el embajador de China, Yang Wanming señaló que “este éxito del e-commerce logrado por China es debido a su política de apertura, sin esa apertura, no podría lograr este desarrollo tan rápido y una comunicación tan estrecha con la economía mundial”.

Otro punto a tener en cuenta es la cantidad de consumidores de clase media que crece año a año. “China hoy tiene en expansión una cantidad de miembros muy activos en su mercado de 300 a 400 millones personas, esto implica el mayor mercado del mundo y una gran locomotora para todas las economías”, enfatizó el embajador argentino Diego Guelar, y advirtió: “Tengamos en cuenta que hoy China está importando casi el doble de lo que está exportando, esto implica que es una economía abierta y en vísperas de abrirse más”.

En cuanto al perfil del consumidor chino, Victoria Stive de Alibaba Group,describió:Consideran que todo lo que viene de afuera tiene mayor calidad, les fascina y quieren experimentar cosas nuevas”. En sintonía, Lori Chao de JD.com resaltó: “Están cada vez más interesados en la calidad y autenticidad por sobre el precio”.

Si bien las oportunidades en el mercado chino abundan, para ingresar al Gigante Asiático hay que contar con toda la artillería.

En este sentido, Guelar apuntó: “El 85% de nuestras exportaciones a China son materias primas sin elaborar, y esto lo tenemos que cambiar”. El embajador argentino utilizó una frase que se escucha muy a menudo al momento de ingresar al mercado internacional, y subrayó: “Nuestro gran desafío es agregar valor a nuestros materias primas y recursos naturales, que nos permite con agroindustria a la cabeza, generar una corriente de exportación importante que tiene que incluir a otros sectores que no están directamente ligados al agro como la metalmecánica y servicios que Argentina que produce y vende”.

Salir de la zona de confort

Guelar desde China, invitó a que se animen y asuman este desafío de salir de la zona de confort. “Hay que entender que indudablemente nuestro mundo tradicional americano europeo es un gran amigo y lo seguirá siendo, pero nuestro gran reto es incorporar a China a nuestro mundo cotidiano”, argumentó.

Por su parte, Alejandro Wagner, director comercial de la Agencia Argentina de Inversiones y Comercio Internacional (AAICI), en línea con el embajador Guelar agregó:“Nuestro país le vende a China US$ 3.800 millones anuales, de los cuales el 85% corresponde a productos agroindustriales, como soja, carnes y pescado”, y resaltó que este año exportaron 648 empresas, de las cuales, 357 son pymes.

Para Wagner, al momento de ingresar al mercado chino hay que utilizar las herramientas tradicionales y las nuevas, fortalecer el e-commerce sin olvidar las misiones comerciales, las rondas de inversión y las ferias internacionales.

En este sentido, y en relación a las herramientas tradicionales, Wagner se refirió a la visita que coordinó por estos días la AAICI de ocho directivos de Win-Chain (la cadena de suministro de alimentos de Alibaba) a la Argentina. El objetivo es acercar a 29 empresas exportadoras de alimentos frescos industrializados como langostinos, carne vacuna y de carne aviar con compradores del Gigante Asiático.

De cara a las próximas semanas, durante la conferencia indicaron que  desde el 5 al 10 de noviembre se llevará a cabo la feria China International Import Expo en Shanghái,  la cual consideran que se va a transformar en una tradición y está destinada a facilitar el contacto entre los compradores chinos y los exportadores del mundo. Luego, desde el 12 al 16 de noviembre se realizará una misión desde Argentina a China, que consta de una semana de inmersión enfocada en innovación.

Transporte y logística

Para el embajador argentino, el mercado chino está árido de productos que los argentinos producen, y es necesario multiplicar las escalas. Estoy convencido que tenemos que hacer tarifas especiales para los productos de exportación de tal forma que puedan llegar desde cualquier punto del país a los puertos o aeropuertos en condiciones de tarifas de transporte acomodadas a la necesidad de la operación exportable”.

Por otro lado, invitó a la reflexión: “Pensar que hoy se puede vender en China con productos que se van a entregar dos meses después, es absolutamente rídiculo”, y aseguró: “Tenemos que garantizar que los productos lleguen a cualquiera de las once zonas francas”.

Por último, Wagner señaló que la AAICI gestiona acuerdos con proveedores logísticos para ofrecer facilidades de acceso a los principales centros de distribución del mundo. Actualmente tienen acuerdos con dos hubs logísticos y van por el tercero. Entre las ventajas, detalló que permiten reducir tiempos de entrega y evitar quiebres de stock; consolidar envíos, disminuyendo costos unitarios por exportación; reducir las cantidades mínimas de orden y agilizar y abaratar el envío de muestras, entre otros.

Temas en esta nota

Seguí leyendo