El mercado de granos sigue de cerca la campaña brasileña

El clima seco en Brasil podría generar una caída en la producción de soja. A largo plazo podrían subir los valores de la oleaginosa.

Por
02deEnerode2019a las09:25

Mientras el mercado se siente frustrado con las falsas expectativas creadas por la tregua comercial entre EE.UU. y China, en el sentido que las compras fueron más bien marginales, empieza a emerger otro elemento: diciembre resultó muy seco en el centro y sur de Brasil y con productores que apostaron a cultivos tempranos. Se teme que pueda haberse producido una caída en rendimiento.

Si bien se venía hablando de esto en las últimas semanas, lo cierto es que no era un comentario generalizado. Recordemos que la campaña en Brasil se inició muy bien, con una siembra temprana y buena humedad. Esto reduce un tanto el impacto de la seca. Pero los cultivos entraron a etapas críticas de desarrollo y les faltó humedad.

En los próximos días las condiciones seguirían siendo secas en el sur, pero luego llegarían las lluvias. Siendo la soja un cultivo que suele compensar, esto genera cierta duda en cuanto al efecto final en la producción.

Tanto la CONAB como el USDA estaban pronosticando unos 120 millones de toneladas, pero los analistas privados, ante el muy buen arranque, señalaban que la producción de soja brasileña podría alcanzar los 130 millones de toneladas.

Dado que por ahora ninguno ha lanzado nuevas estimaciones, es difícil decir cuál es el número que el mercado tenía tomado, y por lo tanto si los precios subirán fuertemente o no.

En tanto desde Argentina la siembra de soja se inició bien. Lo sembrado temprano se encuentra excelente y tiene muy buenas perspectivas. Pero una vez que las lluvias se desataron, comenzaron a ralentizar la implantación y a generar la necesidad de resembrar lotes. Como las lluvias se están dando en forma muy frecuente, y la fecha se va pasando, el impacto de esto sobre rindes es incierto. Sin embargo, debemos decir que los años con excesos de lluvia en general tienden a ser de buena producción.

Recordemos que a más largo plazo, y especialmente ahora que la tregua comercial parece significar poco en términos de comercio de soja entre los países involucrados, se espera una caída de área de soja importante en EE.UU. De concretarse y teniendo Sudamérica una campaña golpeada, los precios podrían mejorar. El problema son los amplios stocks actuales en EE.UU.

Por el lado del maíz, fue una semana con pocas novedades. El foco aquí está puesto sobre la demanda que venía mostrando muy buenas señales. Pero en la última semana, con el parate parcial del gobierno norteamericano, no se publicaron las exportaciones semanales.

Sin embargo, analistas esperaban nuevamente más de 1 millón de toneladas. El problema del maíz es que se espera un aumento de área en EE.UU. como contracara de la caída de soja.

En nuestro país lo sembrado evoluciona muy bien, con lluvias que se alternan con días secos y temperaturas moderadas. Esto favorece el desarrollo de los cultivos de primera.

Finalmente, el trigo está en el frente internacional debatiendo si la oferta del Mar Negro está agotándose o si tiene margen todavía. La reciente noticia de que Rusia elevó las estimaciones de exportación cuando se esperaba una reducción juegan en contra, pero en tanto EE.UU. viene logrando mejor participación en negocios de trigo. De más está decir que para Argentina contar con menor presencia de Rusia/Ucrania en este momento es algo excelente, ya que se está colocando el excedente de la producción que se consumo en nuestro país y Brasil.

Al respecto, la cola de buques bajó marginalmente esta semana, pero sigue alta, al tiempo que la trilla está entrando en tramos finales, pero sigue accidentada por lluvias. Los productores van entregando lo comprometido, pero son reacios a nuevas ventas. Pensábamos que por necesidad financiera pasaría todo lo contrario y que los precios bajarían, pero no es así, y se ve un sector que apuesta a vender cuando aparezcan las necesidades puntuales ya sean de Brasil o de los molinos, que por ahora compran a la par del mercado.

Temas en esta nota