CLIMA
Rosario
martes 17
Estado clima
| 22°

Nublado parcial

miércoles 18
Estado clima
| 24°

Nublado parcial

jueves 19
Estado clima
11° | 17°

Nublado parcial

Granos

Santa Fe: condiciones ambientales óptimas para la soja de primera

El centro-norte de la provincia presenta expectativas de rendimientos récords de la oleaginosa. Por su parte, la condición sanitaria es de bueno a muy bueno en el 80% de los cultivos.

Por Bolsa de Cereales de Santa Fe

  • santa fe condiciones ambientales optimas soja primera

En la primera parte de la semana, hubo un período de estabilidad climática, con días soleados, nubosidad variable, humedad ambiente y temperaturas medias diarias elevadas que generaron condiciones ambientales severas, los primeros cuatro días del período.

A posteriori, los últimos días, la inestabilidad se concretó con el paso de un frente de tormenta y condiciones de alta nubosidad. 

Dicho evento se caracterizó por precipitaciones de variadas intensidades, ráfagas de vientos intensos y con montos pluviométricos que fluctuaron entre 05 y 100 mm, siendo puntualmente este último registro en el departamento General Obligado, en los distritos del centro.

En general, las condiciones registradas en la semana posibilitaron el normal crecimiento y desarrollo de los cultivos, dice el informe del Sistema de Estimaciones Agrícolas para el Centro Norte de la Provincia de Santa Fe, correspondiente a la semana entre el 20 y 26 de febrero de 2019, que difunde la Bolsa de Comercio de Santa Fe. 

Asimismo, se pudieron realizar sin inconvenientes las actividades de seguimiento y monitoreo.

Los perfiles de suelo continuaron con buena carga de agua y disponibilidad para el período de mayor demanda, aunque todavía se mantuvieron encharcadas y anegadas las áreas más bajas y deprimidas.

Soja Temprana

Las precipitaciones que se registraron en la semana, fueron muy oportunas y fortalecieron la buena disponibilidad de agua útil, especialmente en el período de estados fenológicos: fin de floración y fructificación, donde se definiría la producción. 

Se observó un 80 % los cultivares en estado "bueno a muy bueno", con lotes excelentes, un 8 % en estado "bueno a regular" y el 12 % restante, en estado "regular a malo", manifestando el impacto y los inconvenientes sufridos, especialmente en las áreas deprimidas y bajas topográficamente. 

Hasta la fecha, la condición sanitaria, no ha presentado inconvenientes, desarrollándose todo bajo controles de monitoreo y seguimiento.

Soja Tardía

Se continuaron realizando los controles de malezas e insectos, con buenas condiciones climáticas, hasta que éstas variaron a inestabilidad y precipitaciones, afectando el piso de los predios y la accesibilidad a los mismos.

Estas actividades se reiteraron semana tras semana, por el amplio cuadro de situación y de estados fenológicos de los cultivares que se desarrollaron en la campaña.

El cultivo siguió creciendo bajo los dos escenarios observados y que fueron ya enunciados y que se recuerdan:

  • Con consecuencias e impactos de importancia, por el período húmedo, con retraso en la fecha de siembra, poco desarrollo de estructura de plantas, heterogeneidad e irregularidad de los lotes, mortandad y baja densidad de plantas.
  • Con bajo a nulos indicadores de los eventos climáticos, observándose muy buen desarrollo, homogeneidad, uniformidad de lotes y buenas estructuras de plantas.

Maíz total

Se estimó una superficie sembrada de 184.500 ha. Unas 89.000 ha correspondieron a los lotes sembrados en primera instancia, denominado maíz de primera, el cual de acuerdo al área de estudio tuvo dos usos, un porcentaje a grano para futura venta comercial y el otro porcentaje como forraje, para consumo animal bovino.

Otras 95.500 ha correspondieron a las parcelas sembradas en segunda instancia, denominado maíz de segunda o tardío.

Maíz de primera

Las condiciones ambientales permitieron que el proceso de cosecha continuara y avanzara a ritmo lento y sostenido en todos los departamentos, hasta el domingo 24 del corriente.

La inestabilidad y posteriores precipitaciones interrumpieron dicha actividad. 

Lo cosechado se hizo con humedad del grano aceptable, manteniéndose los rendimientos y obteniéndose:

  • En los departamentos General Obligado y Vera, los rendimientos promedios máximos fluctuaron entre 50 - 65 qq/ha y los mínimos de 35 a 40 qq/ha. Se destaca, en el primero de ellos, rendimientos de hasta 95 qq/ha. 
  • En los departamentos San Justo, San Javier, Las Colonias, Castellanos, La Capital y San Cristóbal rendimientos promedios 70 - 80 a 95 qq/ha, con un máximo de 105 qq/ha. Se destaca, en el primero de ellos, rendimientos de hasta 140 qq/ha. 
  • En los departamentos San Martín y San Jerónimo, comenzaron a registrarse los primeros rindes y los mismo fluctuaron entre 95 – 100 – 110 qq/ha, con un máximo de 115 qq/ha.

Se estimó que el rendimiento promedio sería de 86 a 88 qq/ha, superior en 10 a 11 qq/ha, al obtenido la campaña anterior.

Los cultivares con destino a grano comercial, en el 90 %, presentaron un estado de muy bueno a excelente y el 8 % restante regular. El cambio o variación de un punto a estado regular fue consecuencia de los grados de impacto del paso del último frente de tormenta y a ráfagas de viento, que han provocado el volteo y caída de plantas en distintos sectores de los departamentos del centro de la provincia.

Maíz tardío

Con desarrollo y crecimiento normal, con disposibilidad de agua útil y sin inconvenientes.

El estado sanitario del cultivo se encontró muy bien, en general, con muy buenos resultados de las aplicaciones realizadas, contrarrestando los ataques del barrenador menor (Elasmopalpus lignosellus) y cogollera (Helicoverpa elotopoeon).

Girasol

Fin del ciclo del cultivo, campaña 2018/2019, con una superficie sembrada de 123.100 ha; una superficie cosechada de 109.630 ha, un rendimiento promedio de 21 qq/ha y una producción de 230.190 tn.

Los eventos climáticos de los últimos meses condicionaron el proceso de recolección. El final del ciclo se dio con pérdidas en los rendimientos, en calidad y superficies no cosechadas.

Arroz

El proceso de cosecha se fue normalizando lentamente, alcanzándose un progreso del orden del 20% de lo implantado, lo que representó 6.400 ha. Se mantuvo la mejoría anunciada en el informe anterior en los rendimientos promedios, los cuales fluctuaron entre 5.500 y 6.000 kg/ha. No se observaron problemas sanitarios en función de la excesiva humedad.

Continúan las dificultades, ya anunciadas anteriormente, en la logística del acarreo de grano a las plantas de secado, acondicionamiento y traslado del cereal a los molinos. Esta situación estaría presente durante toda la cosecha y fin de la campaña.

Algodón

En la semana continuó la aplicación de herbicidas, reguladores de crecimiento y de insecticidas, donde fuese necesario. Comenzó la aplicación de defoliante en los primeros lotes, los más avanzados, los que fueron sembrados de acuerdo a las fechas de siembra obligatoria, determinadas por el SENASA, para cada área, en este caso el sector este.

Continuó el monitoreo de los lotes, para la detección de los daños del picudo, sobre todo en los lotes en floración. 

En los predios más avanzados con apertura de capullos, deberían reactivarse las trampas para su detección y la realización de las acciones correspondientes, que además de la captura de los picudos permitirían la reducción de la población para la próxima campaña. 

En las zonas más castigadas climatológicamente fueron evaluándose los lotes afectados por las precipitaciones, para el análisis de los rebrotes y si ellos llegarían a la fructificación. En caso contrario se deberían destruir los cultivares para no posibilitar que se transformen en hospederos del picudo. 

En el área algodonera oeste la realidad enunciada en el informe anterior no ha sufrido modificación, los cultivares se fueron evaluando para cada caso en particular y de acuerdo a ello se decidió o decidirían aplicaciones de control. Estas mismas estarían reguladas por la relación costo – beneficio, que definiría el ciclo del cultivo en cada lote.

Sorgo granífero

Un 90 % de los cultivares se encontraron en estado bueno a muy bueno, un 8 % afectado por los excesos hídricos, con ciertos grados de recuperación debido a las condiciones climáticas de la semana y un 2 % con consecuencias irreparables.

Los cultivares continuaron bajo condiciones óptimas de humedad y temperatura su desarrollo y crecimiento, sin inconvenientes ni problemas sanitarios.

En las áreas de influencia de las cuencas lecheras, muy lentamente prosiguieron las tareas de picado de cultivares, con buenos resultados en cuanto a calidad y cantidad, de acuerdo a los estados fenológicos.

¡OPINÁ SOBRE ESTA NOTA!

Comentar en foro