Kiguel: "Vemos una mejora en los cimientos que no se ve reflejada en la economía real"

El economista analizó la situación actual de la economía argentina en lo que describió como "un año critico" para el futuro de nuestro país.

Por |
Kiguel destacó que no será fácil desarmar el esquema actual de retenciones a la exportación por la necesidad de fondos.

Kiguel destacó que no será fácil desarmar el esquema actual de retenciones a la exportación por la necesidad de fondos.

03deAbrilde2019a las08:41

"Estamos viendo mejoras en los cimientos de la economía argentina pero que no se ven reflejados en la economía del día a día", destacó en el marco de la Ronda de Negocios Agro del Banco Macro el director de la consultora Econoviews Miguel Kiguel.

"Las crisis dan oportunidades, el problema es que históricamente argentina hace de las oportunidades una crisis", agregó. "Si la situación política se clarifica, Argentina tiene todo para volver a encaminarse".

Mejora en los cimientos

Kiguel destacó: "Empezamos a ver que muchos aspectos fundamentales de la economía mejoraron y nos dan la esperanza de que si las cosas salen bien este año será más fácil la reactivación".

En primer lugar, el déficit de la cuenta corriente muestra una mejora tras superar los US$ 30.000 millones el año pasado. "Fue una devaluación exitosa", destacó Kiguel.

La cuenta corriente es la medición más amplia del comercio de un país con el resto del mundo, e incluye el intercambio de bienes y servicios así como de los flujos de inversión.

Además, se observa una mejora en las reservas del Banco Central, que se ubican en niveles cercanos a los US$ 70.000 millones contra los US$ 25.000 tras la asunción de Macri. "Las cuentas externas han mejorado en estos años".

La competitividad del tipo de cambio también se ubica entre los factores que permiten mejorar la base de la economía argentina: "No es un tipo de cambio que nos obliga a devaluar, es competitivo en muchos sectores. Está cerca de un equilibrio, algo débil pero no hay atraso cambiario. Ahora el tipo de cambio debe acompañar a la inflación".

El tercer factor de mejora son las cuentas del estado: "Es el primer año en el que vamos a tener una mejora importante del déficit fiscal, que pasó de 6,5 puntos del PBI a los 3 actuales".

Un aspecto saliente de la presentación fue que será difícil desarmar el esquema de retenciones tal como pretende el Gobierno viendo las dificultades que existen para bajar el gasto público: "Estamos en una economía que se encuentra estancada hace más de 8 años  La forma de curar los problemas fiscales es con crecimiento, por ello hasta que Argentina no logre entrar en un sendero de crecimiento por 3 o 4 años la presión fiscal va a ser grande".

Por último, el cuarto factor tiene que ver con el sector energético: "Las tarifas cubren el 80% del costo de producción, cuando en 2015 cubrían apenas el 20% del costo de producción. Además vemos crecimiento en la producción de petróleo y gas, sobre todo en el segundo".

Factores de riesgo

Así como el tipo de cambio se encuentra en un nivel competitivo también se encuentra como factor de riesgo por la volatilidad que experimenta y un poder de acción limitado por parte del Banco Central.

Kiguel explicó que la amplitud del 30% en las bandas de no intervención hacen que en la realidad nos encontremos con algo que en la practica es tipo de cambio flotante. "Se puede intervenir a través de tasa de interés pero ya no tiene impacto seguir subiéndolaDebemos esperar que el Banco Central de señales de racionalidad".

En este sentido destacó que el ingreso de divisas por parte del campo y del prestamo del Fondo Monetario Internacional son una herramienta para mantener el tipo de cambio en un nivel adecuado, pero se debe trabajar en un mayor poder de intervención.

"El riesgo es que puedo tener muchos dólares, pero tengo que usarlos cuando hace falta. Es la duda que hay en torno al mecanismo actual, debemos arreglar un uso más eficiente".

El riesgo país en niveles elevados es otro de los factores a tener en cuenta: "Tenemos un riesgo país altísimo". "Si tenemos ortodoxia en las medidas el mercado te premia con un riesgo país bajo. Esperaba que este programa bajara, pero no pasó. No vino el elemento que podía ser reactivante que fue la inversión externa".

Actualmente el riesgo país se encuentra en torno a los 780 puntos. Brasil actualmente se encuentra cercano a los 250 puntos e históricamente nuestro país estuvo unos 100 puntos por encima. En tanto, América Latina tiene un promedio de 200 puntos.

Básicamente es un temor grande a que se restructure la deuda. "La probabilidad que ve el mercado es de un 45% de que nuestro país entre en default en los próximos 5 años".

"No es una deuda impagable", destacó Kiguel pero advirtió que a partir de 2022 se verán los primeros vencimientos de US$ 20.000 millones y otros US$ 20.000 millones para 2023.

"Se debe renegociar. El próximo gobierno va a tener que hablar con el Fondo. Argentina es el principal deudor del FMI, vamos a tener por los menos 10 años del organismo en nuestro país".

Por último, el otro factor de riesgo tiene que ver con la inflación que se mantiene elevada: "Cuando un país tiene tantos años de inflación, hay muchos mecanismos que tienden a perpetuarse. La economía tiene una dinámica muy difícil de torcer. Este año vamos a ver un aumento superior al 35%".

En tanto, Kiguel considera que la inflación tiene que ver también con la economía del comportamiento: "Muchas decisiones financieras se toman en base a percepciones más que a factores de la política monetaria".

Conclusión

"Es una crisis en donde la salida es muy lenta, fundamentalmente porque el gobierno tiene que hacer ajuste". El director de la consultora Econviews explicó que no hay elementos característicos de una política monetaria y fiscal que promuevan el crecimiento, como pudo pasar en 2008 con la crisis derivada de Lehman Brothers en Estados Unidos. "En 2008 la recuperación fue fogoneada por un gasto público muy grande y tasas de interés bajas".

En tanto, del lado positivo para la reactivación de la economía Kiguel destacó: "El agro será un factor clave para la recuperación, que va a derramar sobre el resto de la economía".

 

Temas en esta nota