Una empresa santafesina muestra el camino hacia una nueva etapa en la industria avícola

Lograron consolidar la producción a escala de pollos sin antibióticos y ahora van por el mercado de Buenos Aires.

Por |
La inquietud se despertó tras visitar algunas ferias y empresas en Europa.

La inquietud se despertó tras visitar algunas ferias y empresas en Europa.

21deNoviembrede2019a las07:22

Una empresa santafesina se convirtió en la primera del país en lograr la producción a escala de pollos sin antibióticos, una exigencia que por ahora no rige para el mercado argentino pero que ya es tendencia en los países europeos. Se trata de la firma El Pollo de Oro de la localidad de Gálvez, una pyme familiar nacida en 1971 que procesa actualmente cerca de 80 mil aves semanales.

La iniciativa se da en el marco de un reacomodamiento general del sector agroalimentario, que de a poco va migrando hacia una perspectiva de mayor cuidado por el ambiente, en línea con los estándares internacionales vinculados a trazabilidad, pautas sanitarias y normas de calidad. Esto cobra aún más relevancia en el marco del acuerdo firmado en 2019 entre la Unión Europa y Mercosur.

Tal como se planteó a mediados de año en el marco de la Feria Internacional de la Alimentación de Rosario (FIAR) en el futuro existirá mayor demanda de alimentos, pero ello no significa que las personas estén dispuestos a consumir cualquier tipo de productos. Por el contrario, el fenómeno vendrá de la mano con una preocupación creciente por los aspectos social y ambiental, dando lugar a lo que los especialistas denominan sistemas alimentarios sostenibles, en donde no solo importa la producción sino también las historias detrás de las mercaderías, sus orígenes e ingredientes.

Vea también: Harina de insectos y helado de carne: las nuevas tendencias de la industria agrolimentaria

En un contexto de crisis económica, con consumo a la baja y costos en alza, la innovación es una aliada estratégica para seguir a flote y ganar nuevos clientes. Así fue como en 2017 los titulares de El Pollo de Oro apostaron por un cambio en el sistema productivo, que se verificó en toda la cadena, desde las granjas hasta las plantas de faena.

Según contó a Agrofy News el gerente de producción Julián Serri, la inquietud se despertó tras visitar algunas ferias y empresas en Europa, donde la venta de pollos sin antibióticos ya es una práctica más frecuente. Así fue que a finales de 2017 se comenzaron a realizar las primeras pruebas y en 2018 el 100% de las aves estaban tales condiciones.

"La decisión de reemplazar antibióticos por probióticos te obliga a hacer las cosas muy bien. Así fue cómo realizamos una fuerte inversión para otorgarle mayor bienestar al ave, mayor confort. Ya sea desde la calidad nutricional hasta el ambiente en que se cría, el aire, la temperatura, la cama", agregó.

Plan de crecimiento

Por ahora la empresa comercializa sus productos en Santa Fe a través de una red propia, a las que abastece con una flota de camiones que también le pertenece. El modelo de El Pollo de Oro es de una integración vertical en toda la cadena, ya que incluso trabaja los campos desde donde sale el futuro alimento para sus aves.

Ya consolidada la producción sin antibióticos, entienden que ya es hora de escalar el negocio y es por ello que han iniciado los trámites ante Senasa para obtener la habilitación para el tránsito federal, lo que permitiría fundamentalmente ingresar a la provincia y ciudad de Buenos Aires. Para ello se encuentran realizando una serie de adecuaciones a la planta de faena, que están demandando una inversión cercana al medio millón de dólares.

"Nosotros estimamos que de no haber nada raro en el mes de febrero o marzo deberíamos estar alcanzando el objetivo", dijo por su parte el presidente del directorio de la SA Germán Serri, quien también apuntó que tienen en carpeta un proyecto más ambicioso que consiste en duplicar el volumen para 2025. "Es un plan a varios años que plantea una inversión de ocho millones de dólares, que incluye la construcción de nuevas granjas por ejemplo. Pero eso va a depender de cómo se mueva todo", concluyó.

Temas en esta nota

Seguí leyendo