Sin retenciones, la cadena de la carne podría generar 200 mil nuevos puestos de trabajo

Un informe destaca el potencial de la cadena de la carne, que podría llegar a aportar divisas por US$ 10.000 millones en 2025.

Por
Las entidades que forman la Mesa de las Carnes consideran valioso estudiar la posibilidad de aplicar una serie de políticas públicas.

Las entidades que forman la Mesa de las Carnes consideran valioso estudiar la posibilidad de aplicar una serie de políticas públicas.

20deEnerode2020a las16:00

La Mesa de la Carnes, integrada por más de 40 entidades que forman parte de la cadena, elaboraron un informe que permite conocer el potencial del sector.

"La producción de carnes en su conjunto puede aumentar más de un 40% al 2025", destaca el relevamiento que tuvo el ámbito de trabajo y soporte metodológico del IAE Business School y el Centro de Agronegocios Universidad Austral.

A 2025, el conjunto de las cadenas pecuarias pasaría de producir 6 millones de toneladas a más de 8,5 millones de toneladas, enviando al mercado interno 5,8 millones equivalente a 118 kg por habitante al año y exportando algo más de 2,8 millones con un ingreso de divisas cercanos a los U$S 10 mil millones.

"El crecimiento proyectado implica mantener el nivel de consumo de carnes de nuestro país entre los más altos a nivel mundial", destaca.

Este crecimiento de todas las carnes, de acuerdo al relevamiento, permitiría crear más de 200.000 nuevos empleos de calidad y agregar valor a la producción agrícola y forrajera, a través de la transformación en carnes de estos productos.

 

"Todo esto se puede dar con un adecuado marco de políticas públicas y el compromiso de todos los eslabones de la cadena de invertir y motorizar el crecimiento de sus negocios", destaca el informe de la Mesa de las Carnes.

El reclamo que hacen desde el sector cárnico es la eliminación de los derechos de exportación. Además, piden disponer de créditos accesibles y orientados al sector, con seguros incluidos, plazos y tasas compatibles con la actividad.

"Evitar mayor presión impositiva que se traduciría en menores inversiones tanto en industria como en la producción primaria, lo que socavaría el potencial de crecimiento".

Además, con un mejor financiamiento se estimularía la producción de un novillo pesado y al aumento del peso promedio de faena, "sin restricciones a la faena de animales livianos".

Otro de los pedidos tiene que ver con la erradicación definitiva de la informalidad en todas las etapas de la cadena: comercial, fiscal, sanitario y laboral

Para la Mesa de las Carnes es importanta también consolidar el mantenimiento, la apertura y la negociación de aranceles y cuotas en los actuales y futuros mercados internacionales.

Al mismo tiempo, avanzar en una nueva Ley Federal de Carnes con Estándar Sanitario básico para todo el territorio de la Nación, con eje en el cuidado de la salud pública y que tenga a la vista las nuevas demandas ambientales y de bienestar animal.

El informe destaca que las inversiones necesarias para incrementar la capacidad instalada en las plantas frigoríficas tanto de exportación como de consumo se estiman en una cifra cercana a los U$S 2.000 millones. 

"Existe una enorme oportunidad de crecimiento para estas cadenas, motorizada por el enorme aumento de la demanda global de proteínas animales, impulsada principalmente por los mercados asiáticos, además de los otros emergentes, así como los nichos de mercado de alto valor adquisitivo como UE, USA entre otros o productos de valor diferenciado (orgánicos, cortes Premium)".

"Esta oportunidad puede ser aprovechada por Argentina con un crecimiento de la producción que le permita a la vez seguir abasteciendo en cantidad, calidad y precio al mercado interno, logrando la total integración del animal, enviando sus diferentes cortes a los diferentes mercados destino. Generando arraigo, mano de obra y divisas para todos los argentinos", concluye.

Temas en esta nota