Los buques frenados por el derrumbe del canal ya pudieron zarpar a destino

El equipo de la Dirección Técnica de Control verificó los datos batimétricos y los buques fueron autorizados por Prefectura.

Por
Foto: Nicolás Carugatti.

Foto: Nicolás Carugatti.

13deMayode2020a las08:24

En la última semana se produjo la caída de una porción del veril (pared del canal) del Río Paraná a la altura del kilometro 390 en la zona de Arroyo Seco al sur de Rosario.

"Las dragas hicieron un buen trabajo limpiando todo lo que se había desmoronado y luego se movieron al km 401/402 para mejorar la profundidad", destacó Guillermo Wade, gerente de la Cámara de Actividades Portuarias y Marítimas (CAPyM).

En este sentido, el equipo de la Dirección Técnica de Control verificó los relevamientos batimétricos y los cuatro buques que habían quedado pasados de calado debido al derrumbe del veril anoche fueron autorizados por Prefectura a zarpar hacia destino.

"Este acontecimiento generado por causas naturales y que puede ocurrir con algún grado de frecuencia, provocó en esta ocasión, mayores preocupaciones y complicaciones, por el contexto de bajante histórica en el que ya se encuentra el Río Paraná desde hace varias semanas", explicó en un comunicado Jan De Nul, empresa a cargo de la concesión de la hidrovía.

La Bolsa de Comercio de Rosario destaca que los efectos de la bajante del Río Paraná resultan multidimensionales: "En el plano económico, por su impacto sobre el principal complejo exportador de la economía argentina, así como también en otras actividades fundamentales para la subsistencia de la región como la pesca, la potabilización de agua, pero también en lo ambiental al afectar el ecosistema del río".

En lo que hace efectivamente al complejo agroindustrial exportador del Gran Rosario, los problemas logísticos, de transporte y de industrialización detallados en el cuadro adjunto implican una pérdida para la economía argentina de US$ 244 millones en el primer cuatrimestre de 2020.

Ver también: El Paraná en 40 centímetros: las millonarias pérdidas detrás de la bajante más severa en 50 años

Temas en esta nota