Alerta en Brasil y Entre Ríos por la llegada de una manga de langostas

El Senasa informó que la plaga se encuentra en Corrientes y con posibilidades de seguir bajando hacia la provincia vecina. El Ministerio de Agricultura de Brasil emitió un aviso para el estado de Rio Grande do Sul.

Por
Alerta en Brasil y Entre Ríos por la llegada de una manga de langostas
24deJuniode2020a las06:37

Desde mayo una manga de langostas amenaza a los cultivos argentinos. La plaga desciende de Paraguay y es habitual que se haga presente para esta fecha. 

Las condiciones climáticas presentes permitieron que la manga se desplace más de lo habitual recorriendo más de mil kilómetros. En estos momentos las langostas se encuentran en Corrientes y se emitió un alerta para Entre Ríos y Brasil.

Ver también: Invasión de langostas: así dejaron un lote de 30 hectáreas de trigo en Santa Fe

El Senasa viene monitoreando el avance de la plaga desde su ingreso en Formosa. Este insecto es capaz de recorrer 150 kilómetros en un día y no reconoce fronteras.

La manga fue avanzando y llegó al norte de Santa Fe y luego cruzó el Paraná para llegar a Corrientes. Desde el Senasa señalaron que aún permanece en ese territorio, pero muy cerca de Entre Ríos.

Por su parte, Senasa informó al Ministerio de Agricultura, Ganadería y Abastecimiento (Mapa) de Brasil sobre una nube de langostas de la especie Schistocerca cancellata que está cerca de la frontera con Brasil.

“Considerando la proximidad a la región fronteriza de Brasil, se emitió una alerta a las Superintendencias Federales de Agricultura, para que se tomen las medidas apropiadas de monitoreo y orientación a los agricultores de la región, especialmente en el estado de Rio Grande do Sul”, informaron desde el país vecino. Además, pidieron que se adopten las medidas de control de plagas si esta nube ingresa al territorio brasileño.

Desde el Senasa señalaron que es un insecto que no afecta a la salud de las personas ni de los animales, ya que solo se alimenta de material vegetal y no es vector de ningún tipo de enfermedad.

“Puede afectar a la actividad agrícola en forma directa y a la actividad ganadera de forma indirecta, alimentándose de los recursos forrajeros y producir daños, también, en la vegetación nativa”, aseguraron desde el organismo. 

Además, destacaron que es fundamental que los productores monitoreen sus campos para detectar la presencia de la plaga. “Deben realizar los controles correspondientes respetando la normativa vigente y den aviso al Senasa”, aseguraron desde el organismo.

Según el último reporte, Entre Ríos, Santa Fe y Corrientes se encuentran en zona roja de peligro.

 

Temas en esta nota

Cargando...