Ocho frigoríficos tienen suspendida la exportación de carne a China por casos de Covid-19

El gigante asiático, principal destino de la carne argentina, exige garantías de seguridad para realizar compras en medio de la pandemia de coronavirus.

Por
Ocho frigoríficos tienen suspendida la exportación de carne a China por casos de Covid-19
16deJuliode2020a las07:05

El Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa) informó que dos frigoríficos de Argentina tienen sus exportaciones de carne a China temporalmente suspendidas luego que se registraran casos de coronavirus entre sus empleados.

Además, otros seis establecimientos fueron "autoexcluidos": "Esto se hace a modo preventivo y de común acuerdo con el sector, justamente para preservar un mercado tan importante como el chino", señalaron desde el organismo.

En total Argentina tiene 96 plantas habilitadas para exportar a China. Estos casos son frigoríficos en el que hubo algún caso de Covid entre sus empleados. Los últimos seis establecimientos fueron autoexcluidos por 10 días transitoriamente hasta poder monitorear y fortalecer los procesos. 

Desde el Senasa aclararon que Argentina no ha tenido exclusiones por parte de China, como sucedió con otros países. Cuatro de esas plantas son de carne aviar, tres de carne bovina (dos suspendidos y uno autoexcluido) y el otro de carne porcina.

El titular del Senasa, Carlos Paz, confirmó a Reuters que “no están exportando temporalmente” y agregó que “en cuanto las fábricas entren en condiciones de volver a exportar, las volveremos a habilitar”.

Según Paz, China, el principal destino de las exportaciones de carne bovina de Argentina, pidió garantías de seguridad de los productos importados en medio de la pandemia de Covid-19. 

Las exportaciones argentinas de carne vacuna acumuladas a lo largo del último año, desde junio de 2019 a mayo de 2020, se ubicaron en volúmenes cercanos a las 896 mil toneladas equivalente res con hueso; por un valor cercano a 3.215 millones de dólares.

En mayo, las ventas al exterior de carne bovina se ubicaron en niveles significativamente superiores, (+25,2%), a los de abril de 2020; y resultaron significativamente superiores, (+24,1%), a las de mayo del año 2019, considerando los volúmenes embarcados en toneladas peso producto (no se incluyen menudencias y vísceras).

La República Popular China resultó el principal destino, en volumen, para la carne vacuna argentina durante los primeros cinco meses del año 2020 con aproximadamente 170 mil toneladas, seguido por Chile, 12,9 mil toneladas, y luego por Israel, 10,7 mil toneladas.

En cuanto al valor de las divisas ingresadas, el principal mercado durante el periodo ha sido China, que representa un (66%) del valor total exportado de carne vacuna enfriada, congelada y procesada en el periodo, seguido por Israel (7,3%), y Chile (7,2%).

Este tema despertó una señal de advertencia también en el comercio de granos: "Una preocupación que tenemos es la aparición de nuevos requisitos que está tratando de imponer China, por ahora de manera privada", mencionó Gustavo Idígoras, presidente de CIARA - CEC. “Los pedidos de embarques ‘covid free’ son absolutamente injustificados desde el punto de vista sanitario”, apuntó.

“Esto nos parece un principio precautorio, un ejercicio excesivo e ilimitado, que puede generar inconvenientes y costos extra (como en el caso de las carnes, de testeo por embarque), que nos parece que son inaplicables, y no están justificados por la ciencia. Esto generará nuevas barreras al comercio que deberíamos, en forma conjunta, tratar de trabajarlas desde un punto de vista regional”, sugirió Idígoras.

Ver también: China implementa una certificación "Covid-19 free" para la soja y los exportadores dicen que es un pedido insólito

“Nos encontramos con este requisito diez días atrás y la causa fue el rebrote en Beijing. Por ahora, los compradores son los que piden garantías, no el Gobierno de China. Los importadores nos indican que se los han transmitido desde el Gobierno chino pero no está escrita todavía ninguna regla”, agregó Idígoras. 

También informó estar manteniendo reuniones con las cámaras de exportadores de Estados Unidos y Brasil para acordar la forma de proceder en estos casos. “Expusimos por escrito que no es un requisito con justificación sanitaria. Se trata de un caso ejemplar a los efectos de otros posibles requisitos en los próximos meses, que claramente son de cumplimiento imposible”, indicó. 

Sabine Papendieck, del grupo GPS, destacó que “para América Latina y el Caribe resulta primordial mantener un comercio de alimentos vivo y fluido, ya que no existe otra alternativa desde el punto de vista productivo, comercial y fiscal que desarrollar una política agroexportadora agresiva”. 

Temas en esta nota

Seguí leyendo