¿China se convierte en un gran importador de maíz? Es lo que se pregunta el mercado

A nivel local hubo una importante recuperación de precios por el gran compromiso de embarque, que se combina con el repunte de Chicago.

Por |
¿China se convierte en un gran importador de maíz? Es lo que se pregunta el mercado
28deAgostode2020a las12:56

El precio del maíz repuntó y contagió al mercado local, llegando a valores "impensados" para esta época del año. Uno de los factores fue el clima de Estados Unidos, pero también apareció una importante demanda de China y, a nivel local, el gran compromiso de embarque de la exportación.

Maíz: mercado de Chicago

Dante Romano, coordinador del equipo de análisis de mercado de fyo, comentó en diálogo con Agrofy News que la demanda del gigante asiático es el tema de fondo que generó una mejora de precios en Chicago.

También esta el "mercado climático", que en medio de la campaña gruesa de Estados Unidos y con los fondos con una fuerte posición vendida también genera presión alcista para los precios. Pero la gran novedad es la demanda china.

China tiene mucho stock interno de maíz, pero comenzó a venderlo en licitaciones internas a un precio mayor al que está comprando en Estados Unidos, en donde el precio del cereal se vio presionado además por la caída de la demanda de etanol, uno de los principales destinos del cereal.

Romano explica que en lo que va de 2020 el precio interno del maíz en China aumentó un 24 %, mientras que en Chicago cayó cerca de un 18 %: "China libera stock y lo repone con el mercado internacional, con mejores condiciones". Al mismo tiempo agrega: "No sabemos cuánto puede durar".

En un mercado abierto, este precio interno y externo arbitraria rápidamente. Pero en China las condiciones son particulares.

Además, se suma también la necesidad de cumplir con la Fase 1 del acuerdo. Bajo este marco, las importaciones de China desde Estados Unidos están siendo robustas. Incluso se batió un récord de compra diaria: 1,76 millones de toneladas.

Romano remarca: "Lo que no sabemos si va a perdurar en el tiempo o si va a ser coyuntural".

Habitualmente, China compra 7 millones de toneladas al año y en esta campaña podría llegar a 10. Este número no llega al 4 % del comercio mundial de maíz y no sería algo tan gravitante. Pero "la duda es por el ritmo al que está comprando se puede llegar a superar esa marca, la pregunta es si hay algo por detrás".

El gigante asiático dejó de subsidiar la producción interna de maíz y la cosecha se estabilizó. En el medio el consumo sigue creciendo y los stocks internos bajando. Se esperaba que se convierta en un importante comprador, pero el especialista de fyo comenta que esto era de aquí a 5 años.

"Si China se empieza a llevar mucha mercadería de Estados Unidos, Rusia y Ucrania van a quedar mercados que Argentina va a poder atender más adelante".

Mercado local

Además del clima y la demanda de China, se suma un tercer factor local, que genera que los precios del maíz disponible se lleguen a negociar incluso por encima de los US$ 150 y que los valores para la nueva campaña esten entre US$ 140 y US$ 130 para abril y julio respectivamente.

Esto tiene que ver con el gran compromiso de embarque local. La exportación tiene necesidad de hacerse de mercadería y también busca ir cerrando precios de lo que quedó a fijar.

Se suma el factor climático de cara a la nueva campaña, con proyecciones de La Niña que podrían impactar sobre todo en los planteos de siembra temprana del maíz. Este factor coincide con el hecho de que entre febrero y marzo argentina es un oferente casi exclusivo del mercado internacional

Bajo este marco, Romano considera que se deben "aprovechar estos movimientos y buscar alternativas para agregarle valor a las ventas a través de los mercados financieros y por los negocios de canje". Al mismo tiempo cita una frase: "Nadie se funde tomando ganancias", haciendo referencia a que si bien los precios podrían subir más, no es una mala opción ir tomandolos.

Temas en esta nota

Seguí leyendo