Trigo y cebada: cómo afecta la falta de lluvias a la campaña fina, mientras se sigue de cerca el pronóstico para el fin de semana

Los acumulados podrían impactar positivamente en el desarrollo de las espigas y el llenado de los granos en el centro y sur del área agrícola.

Por
Trigo y cebada: cómo afecta la falta de lluvias a la campaña fina, mientras se sigue de cerca el pronóstico para el fin de semana
24deSeptiembrede2020a las17:00

En una semana, la condición hídrica de regular a sequia aumentó en 10 puntos porcentuales en los cuadros de trigo relevados por la Bolsa de Cereales de Buenos Aires.

"Esto no solo debido a la falta de registros de lluvias en la semana, sino también a la acción de fuertes vientos sobre el centro y sur de la región agrícola que incrementan la demanda atmosférica, la transpiración del cultivo y aceleran el secado de los primeros centímetros del suelo", destacó la entidad porteña.

En las regiones NOA y NEA, las expectativas sobre el volumen de producción son cada vez menores. Mientras tanto, al centro y sur del área agrícola nacional las estimaciones podrían mejorar de concretarse los pronósticos de lluvias para este fin de semana.

Ver también: Qué se espera para la campaña 2020/21

"En el norte del país, las expectativas de cosecha se reducen semana a semana. Aun así, se espera recolectar la mayor cantidad de hectáreas posible para afrontar los costos de implantación del cereal", agrega la Bolsa de Cereales.

Por otro lado, en la franja central se han registrado focos de enfermedades, debiendo realizar las pertinentes aplicaciones de fungicidas en buena parte de los mismos. También se esperan mermas del potencial debido al escaso macollaje y pobre crecimiento de las plantas. No obstante, de concretarse los pronósticos para este fin de semana, impactaría positivamente en el desarrollo de las espigas y el llenado de los granos.

Finalmente, al sur de la región debido a la falta de lluvias y los fuertes vientos, el cereal manifiesta signos de estrés. Sin embargo, aún no se esperan mermas importantes de rinde y, de contar con las lluvias pronosticadas, las expectativas se mantendrían estables.

Qué pasa con la cebada

En cuanto a la cebada, la ausencia de precipitaciones a lo largo de los últimos 15 días continúa perjudicando el crecimiento del cultivo en gran parte de las 900.00 hectáreas implantadas para la campaña 2020/21.

"Al momento de la presente publicación, la totalidad del área de cebada se encuentra atravesando los estadios de encañazón – espigazón, con excepción de algunos cuadros sobre el sudeste bonaerense que están finalizando su macollaje", destaca la entidad porteña.

A pesar de las precipitaciones registradas a mediados del presente mes, la ajustada humedad del suelo continúa condicionando el crecimiento del cultivo sobre el centro de la región agrícola.

Paralelamente, sobre el centro y el sur de Buenos Aires, las fuertes heladas junto a las bajas temperaturas registradas a lo largo del invierno redundan en un cultivo de bajo porte, con parte de su área foliar comprometida.

"La oferta hídrica continúa condicionando el crecimiento del cultivo sobre el centro-oeste del área agrícola, siendo la provincia de Córdoba la más afectada por la limitada oferta hídrica", destaca el relevamiento. En dicha región el cultivo se encuentra atravesando el estadio de espigazón con un de escaso crecimiento y un bajo número de macollos por planta.

"Se prevén importantes mermas en los rendimientos e inclusive pérdidas de área de no revertir la disponibilidad hídrica en el corto plazo", agrega.

Por otra parte, sobre el centro-este y sur del área agrícola, el cereal continúa avanzando con su etapa de encañazón, mostrando signos de recuperación tras los daños provocados por las intensas heladas a lo largo del invierno.

En tanto, durante los últimos 15 días se informaron aplicaciones para el tratamiento de enfermedades tales como mancha en red sobre el norte de La Pampa, el oeste y el sudeste bonaerense y el Centro-Norte de Santa Fe. 

Temas en esta nota

Seguí leyendo