El Gobierno publicó nuevos parámetros para regular la calidad de la yerba mate

El Instituto Nacional de Yerba Mate publicó nuevas medidas tendientes a "fortalecer la calidad del producto". Se establecieron un máximo total de palo del 35% y el deber de informar el stock de palo de descarte, entre otras disposiciones.

Por |
El Gobierno publicó nuevos parámetros para regular la calidad de la yerba mate
16deNoviembrede2020a las18:03

El Gobierno Nacional publicó hoy la Resolución 379/2020 que modifica el “Reglamento de Recepción y Secanza de la Yerba Mate” y que alcanza a todos los operadores que efectúen tareas de recepción, transporte y/o secado de hoja verde de yerba mate. 

La modificación se fundamenta en la búsqueda y aplicación de ”procesos de elaboración más eficientes que propendan a la sustentabilidad de los distintos eslabones de la actividad yerbatera”.

Asimismo, agrega que se evidenció que a través de los años la presencia de "gran cantidad de palo de descarte", lo que demuestra un "molido o reproceso del palo grueso de yerba mate que el INYM debe regular y controlar en miras a la obtención de un producto de buena calidad".

Por tales razones, la norma publicada hoy en el Boletín Oficial modifica varios artículos de la anterior normativa, la Res. 11/2017.

El artículo 1° aprueba el Reglamento de Control de Calidad de Materia Prima de Yerba Mate “de aplicación a todos los operadores que efectúen tareas de recepción, transporte y/o secado de hoja verde de yerba mate, así como a aquellos operadores que tengan a cualquier título, yerba mate canchada, sea ésta de origen nacional o importada, independientemente de que la materia prima sea propia o de terceros. Las disposiciones contempladas en los Artículos 2; 3; 4; 5 y 6 de la presente norma, son de aplicación para todo sujeto que opere con yerba mate”.

El artículo 10° dispone que la yerba mate canchada no debe estar alterada y debe estar prácticamente libre de materias extrañas (semillas, bayas, otros vegetales y materias extrañas). Las alteraciones serán evaluadas por sus características físicas y organolépticas.

En consecuencia, las características físicas de la yerba mate canchada deben arrojar en un examen de tamizado, los siguientes porcentajes máximos y mínimos: Palos de yerba mate sobre malla 5 mm. x 70 mm., un máximo de 5,00 %; volumen retenido por tamiz 420 mm, un mínimo de 88,0 % y bajo tamiz 420 mm (malla 40) (polvo de hoja y palo), un máximo de 7,00%.

Asimismo, el análisis realizado de una muestra de Yerba Mate Canchada, debe arrojar un resultado de porcentaje total de palo, incluida la fibra cruda (Normas IRAM 20511), que no sea superior al 35,0 %.

El artículo 13° establece que la totalidad del palo de yerba mate que se obtenga como subproducto del proceso productivo de elaboración de la yerba mate canchada en los establecimientos secaderos, es considerado como un palo de descarte que deberá ser inutilizado, sin excepción, ante la presencia de los funcionarios del INYM que certificarán la efectiva inutilización del mismo, estando prohibido su transporte y/o comercialización”.

Por su parte, el artículo 18º obliga a informar la tenencia de palo de descarte de yerba mate existente al cierre de cada período mensual. La misma, deberá ser informada al INYM por el operador secador mediante la presentación de una declaración jurada on-line que realizará a través del portal web del INYM en forma previa a la presentación de la declaración jurada mensual de movimientos de ingreso, salida y stock correspondiente.

El stock temporario de palo de descarte que se vaya acumulando en la planta de secado hasta la efectiva inutilización del mismo en presencia de los funcionarios del INYM, deberá estar almacenado en dicha planta.

El articulado también prevé sanciones referentes a la constatación de palo subproducto de elaboración que no tuviere el destino fijado por el INYM y en la constatación de este palo de descarte que se detecte siendo transportado y/o comercializado.

Además, se aprobó la Guía de Toma de Muestras y Control de Yerba Mate Canchada, esto es, el protocolo que define cómo el INYM debe actuar en el trabajo de análisis fisicoquímico y microbiológico para determinar la calidad del producto.

Temas en esta nota

Seguí leyendo