Los #Megatips para la siembra de pasturas megatérmicas

Desde la Estación Experimental Las Breñas, Chaco, la Ing. Zootec. Jessika M. Cavalieri del INTA nos brinda estos consejos para una buena siembra de pastoreos según su especie y potencial productivo.

Por
Los #Megatips para la siembra de pasturas megatérmicas
20deNoviembrede2020a las17:33

Ambiente

Seleccionar aquellas especies que expresen de la mejor manera su potencial productivo en función a las características del ambiente que le ofrecemos (historia del lote, propiedades físicas, químicas, topografía, régimen pluviométrico, variabilidad inter y intra anual, temperaturas mínimas y máximas, heladas) como también al objetivo del sistema (reservas, pastoreo, producción de semilla) teniendo en cuenta que el sitio ofrecido cubra los requerimientos para el correcto desarrollo de las plantas.

Manejo

Evaluar la disponibilidad de humedad en el perfil.

Calidad actual de la semilla

Este factor es variable entre años, lo cual afectará el cálculo de la densidad de siembra. El mecanismo correcto para la determinación de la densidad es establecer el número de plantas por m2 adecuado.

Elementos a tener en cuenta para la determinación:

  • Las plantas por metro cuadrado (m2) a implantar como objetivo productivo. Buscar cubrir de forma rápida el suelo. Este factor tiene relación con la estructura de la pastura, las de porte erecto (matas) necesitarán mayor cantidad de plantas para una determinada superficie en relación a las rastreras. Según la especie se puede estimar entre 15 a 35.
  • Poder germinativo (PG): cuantas plantas nacen y generan una planta normal en relación a la cantidad de semillas sembradas. Se expresa en porcentaje.
  • Pureza (P): cuanta semilla de la especie que seleccionamos se encuentra en la bolsa. Expresado en porcentaje. Adquirir semilla fiscalizada o de un origen seguro, sin presencia de malezas.
  • Peso de mil semillas: cada especie difiere en su tamaño lo cual incide en el peso de la misma. Sumado al peso extra producto del peletizado.
  • Coeficiente de logro: número de plantas logradas en relación a la cantidad de semillas germinables sembradas por m2. Expresado en porcentaje.

Con estos datos se obtiene la cantidad (en kilos) de semilla por hectárea.

 

Laboreo

El sistema de labranza a utilizar debe garantizar el buen contacto de la semilla con el suelo. El uso de rolo compactador, rastra de dientes o algún implemento posterior a la siembra permite lograr este objetivo.

En labranza cero (barbecho químico) se logran mejores resultados empleando sembradora de siembra directa en la medida que lo permita el tamaño de semilla. Estas actividades deben planificarse de manera anticipada (mínimo 60 días). Conocer el tipo de suelo donde se va a sembrar es fundamental ya que es lo que dará la pauta para elegir el tipo de herramienta de trabajo más adecuada.

Fecha de siembra

El período óptimo se da desde septiembre a noviembre como primera fecha. Las precipitaciones y la acumulación de humedad en el perfil son los determinantes de la elección del momento. Como una segunda época puede considerarse febrero/marzo.

¿Cuándo es el momento óptimo para la utilización de la pastura? Es importante asegurar el anclaje de la planta al suelo, esto indicará un buen desarrollo de raíces y posterior persistencia y productividad. A los 4 meses es un buen tiempo para iniciar los pastoreos de formación. Pastoreo de corto tiempo con cargas leves que hagan uso del excedente sin que esto signifique un daño al desarrollo de la planta por compromiso del stand de plantas.

Temas en esta nota

Seguí leyendo