La bebida nacional está de festejo: en 2020 Argentina vendió 90 millones de litros más de vino al mundo

“Celebremos grandes cosechas" es el eslogan de la campaña del Instituto Nacional de Vitivinicultura que, en el Día del Vino, resalta el incremento en el consumo de esta bebida tanto interna como externamente.

Por
24deNoviembrede2020a las10:23

Argentina es el único país vitivinícola en el mundo que declaró a su vino como bebida nacional y todos los 24 de noviembre, en el Día del Vino, busca difundir las características culturales que implica la producción, elaboración y consumo del vino y sus tradiciones.

A diferencia de otros rubros que se vieron afectados por la pandemia, el contexto resultó beneficioso para el consumo de esta bebida. Con respecto al mercado externo, en lo que va del 2020, Argentina incrementó un 35,7 % sus ventas al mundo, lo que se traduce en 90 millones de litros más que en el 2019. 

Por otro lado, el mercado interno también registró un incremento de su demanda. Desde el Instituto Nacional de Vitivinicultura destacan que este año Argentina vendió 54 millones de litros más, lo que representa un 8.3 % de diferencia con el año pasado. 

En particular, el aumento en el consumo de botellas fue del 16,3 %, del botellón fue de un 44, 6 % y destacan que los consumidores eligen cada vez más las latas de vino. 

El vino argentino en números

Hace 20 años la superficie cultivada con vides en el territorio argentino la concentraban Mendoza y San Juan. Hoy, la vitivinicultura argentina se extiende en 19 provincias, casi la totalidad del territorio nacional y con una calidad del vino alta, aún con condiciones de suelo y clima que, en algunos casos, son desventajosas.

Hay 223.585 hectáreas cultivadas con viñedos: Malbec, Cereza, Bonarda, Criolla Grande, Cabernet Sauvingnon, Syrah, Pedro Giménez, lo que representa el 3% de la superficie mundial y posiciona al país en el quinto lugar como productor de vinos en el ranking global.

La Argentina exporta vino a 127 países, siendo Estados Unidos, Reino Unido, Canadá, Brasil y Países Bajos los mayores importadores. La industria vitivinícola genera más de 106.000 puestos de trabajo de manera directa y 280.000 de forma indirecta.

Son más de 17.000 los productores que cosechan las uvas para las más de 900 bodegas que abastecen el mercado interno como externo.}

Seguí leyendo: Matías Morcos, el enólogo revelación que con 24 años busca reivindicar la uva criolla

 

Temas en esta nota

Seguí leyendo