Advierten sobre el descuido de la biodiversidad de los suelos y los efectos en la producción de alimentos

El INTA brindó detalles de la conformación del suelo en Argentina y la importancia de respetar la recuperación. El 30 % de la superficie está en proceso de degradación.

Por
Advierten sobre el descuido de la biodiversidad de los suelos y los efectos en la producción de alimentos
10deDiciembrede2020a las07:29

El suelo juega un rol fundamental en la producción de alimentos y su buen estado tiene una repercusión directa en la actividad. Por este motivo destacan la complejidad de este ecosistema, que en Argentina un 40 % son tierras áridas y el 30 % está en degradación.

Desde el INTA señalaron que gran parte de la función del suelo depende de los microorganismos que viven en él y la diversidad de especies, y, por lo tanto, proteger la vida en el suelo, es una forma de mantener su salud.

En relación a  este tema, la Organización de las Naciones Unidas de la Alimentación y la Agricultura (FAO por su siglas en inglés) determinó que el suelo está compuesto por la megafauna -sapos, topos,  conejos y tejones son los principales agentes del movimiento y redistribución del suelo-, macrofauna -lombrices, termitas, hormigas, milpiés y cochinillas ayudan al drenaje y a la aireación-, la mesofauna -invertebrados microscópicos como colémbolos, dipluros, proturos, nemátodos, ácaros y tardígrados que son reguladores biológicos de la descomposición-, y los microorganismos -bacterias, protozoos, hongos y nematodos, responsables de los procesos biogeoquímicos.

Ver también: “Los suelos de la región pampeana están castigados”: qué recomiendan para mejorarlos

En este sentido, Alberto Quiroga del INTA Anguil afirmó que se está trabajando sobre diferentes acuerdos para restaurar la biodiversidad, como producir de manera sustentable, reducir la contaminación y actuar sobre el cambio climático. Por su parte, el técnico destacó que hay procesos que le dan sustento a la estrategia de la naturaleza para brindar una serie de servicios ecosistémicos y estar en equilibrio con el ambiente.

Sin embargo, Quiroga mencionó que la acción antrópica fue modificando esa estrategia y esto trajo aparejadas consecuencias, como la pérdida de biodiversidad. El especialista aseguró que los suelos contienen más del 25 % de la biodiversidad del planeta.

Quiroga explicó que tener más de un 30 % de suelos degradados o bajo procesos de degradación preocupa, porque muchos de los efectos son irreversibles. “El suelo que se perdió no vuelve”, aseguró.

Por su parte, el presidente de la Asociación Argentina de Ciencias del Suelo (AACS), Guillermo Studdert, indicó que el suelo saludable es aquél que está en condiciones de cumplir con sus funciones en el ecosistema. “La sociedad en general no percibe al suelo como un recurso natural cuando gran parte de la vida sobre la Tierra depende de cómo esté funcionando el suelo”. 

Para Studdert, la instalación del suelo como un recurso natural es una tarea pendiente. “Hay que cuidarlo para que siga siendo útil y brinde servicios ecosistémicos”, concluyó.

Temas en esta nota

Cargando...