Hay más soja de la que se esperaba en Brasil: qué rinde estiman ahora

Se conoció una nueva estimación de cosecha que anticipa 134 millones de toneladas en la actual campaña.

Por
Hay más soja de la que se esperaba en Brasil: qué rinde estiman ahora
23deFebrerode2021a las11:48

La firma Agroconsult aumentó la estimación de cosecha de soja en Brasil a 134 millones de toneladas, unas 1,6 millones de toneladas más que la proyección anterior. Según indicaron, este aumento responde a mejores rindes en Mato Grosso, mayor estado productor de la oleaginosa en el vecino país.

Desde Agroconsult destacan que la expedición Safra Rally, organizada por la firma de consultoria, finalizó el recorrido sobre Mato Grosso. "En el centro-norte y oeste (de Mato Grosso), las variedades tardías mantuvieron un buen potencial, compensando de alguna manera las pérdidas de la soja temprana", dijo el coordinador de la expedición, André Debastiani, en una nota replicada por Noticias Agrícolas.

Además de Mato Grosso, las proyecciones positivas para Rio Grande do Sul, que aún tiene que ser visitado por técnicos, ayudan al aumento de las expectativas de producción nacional.

"Los cultivos (del estado de Rio Grande do Sul) se han desarrollado bien desde fines del año pasado, luego de que el clima se regularizó, recuperándose de la sequía en las etapas iniciales de siembra", dijo la consultora.

Ante este escenario, la estimación de productividad del Estado se elevó a 3.300 kilos por hectárea. En la campaña pasada, marcada por una severa sequía, sólo se cosecharon 2.172 kilos por hectárea.

Actualmente, la superficie plantada en el país se estima en 38,4 millones de hectáreas, la misma cantidad proyectada al inicio de la expedición Safra Rally.

En cuanto a las cifras publicadas antes del inicio del rally, solo hubo una revisión negativa: la productividad promedio esperada en los cultivos de Piauí cayó a 3.270 kilos por hectárea, perjudicada por un período de sequía en enero.

Debastiani dijo que el principal problema ahora es la cosecha lenta en el Medio Oeste, ya que llueve casi todos los días desde principios de año, especialmente en Mato Grosso. "Es importante señalar que no hay ningún cuello de botella operativo: lo que limita la cosecha es el clima. Si las condiciones climáticas no mejoran, puede haber más pérdidas de calidad en los cultivos", dijo Debastiani, señalando que el escenario empeora aún más el calendario para la segunda cosecha.

Según AgRural, la cosecha de soja 2020/21 en Brasil alcanzó el 15% de las áreas hasta el jueves pasado y continúa con el trabajo más lento en diez años. En la comparación semanal, la cosecha del mayor productor y exportador mundial de semillas oleaginosas avanzó 6 puntos porcentuales. Sin embargo, en el mismo período de la campaña anterior, el trabajo de recolección había alcanzado un 31%.

"A pesar del avance más acelerado observado en las últimas dos semanas, el 15% cosechado hasta ahora es el índice más bajo para mediados de febrero en diez años, impactando la logística y las exportaciones", dijo la consultora en una nota.

Ante la previsión de lluvias en gran parte del Medio Oeste, Norte y Nordeste de Brasil en la segunda quincena de febrero, y las expectativas de más precipitaciones al menos hasta los primeros días de marzo, los productores han avanzado con cosechadoras incluso en zonas donde el grano está con exceso de humedad, en un intento de evitar pérdidas de calidad posteriores, dijo AgRural.

En el sur de Mato Grosso do Sul, la semana fue más firme, pero la cosecha continuó lenta, con pocas áreas listas debido al retraso de la siembra y la prolongación del ciclo de cultivo. El mismo escenario se vio en los estados de la región sur del país.

"En Rio Grande do Sul, donde todavía no hay cosecha, los productores monitorean el pronóstico de clima más seco hasta principios de marzo, pero el suelo aún tiene humedad y, por el momento, no hay riesgo de pérdida significativa de productividad", agregó.

La siembra de maíz, realizada inmediatamente después de la remoción de soja del campo, alcanzó el 24% del área planificada para el centro-sur el jueves (18). Esta es una mejora con respecto al 11% observado una semana antes, pero aún está muy por detrás del 51% registrado en el mismo período el año pasado.

A pesar del retraso y los problemas climáticos, la proyección más reciente de AgRural indica una producción récord de soja en la cosecha 2020/21 en Brasil, de 131,7 millones de toneladas.

La Asociación Nacional de Exportadores de Cereales (Anec) destacó que las exportaciones de soja de Brasil deberían alcanzar entre 5 millones y 6,083 millones de toneladas este mes. Esto implica una reducción contra lo previsto hasta la semana anterior, más que nada por el retraso de la cosecha.

Según Anec, el cronograma de embarcaciones apunta a la posibilidad de exportaciones de 6,08 millones de toneladas para febrero, pero las lluvias que afectan los envíos y la cosecha llevan a la asociación a considerar un menor volumen, lo que ha preocupado al mercado luego de un enero en el que las operaciones con soja en los puertos prácticamente no existían debido a la escasez de existencias.

En febrero del año pasado, las exportaciones de soja de Brasil, el mayor exportador mundial, totalizaron 6,6 millones de toneladas.

La exportación de maíz en febrero se ubicó en poco más de medio millón de toneladas, prácticamente estable en la comparación semanal, mientras que en el mismo período del año pasado había llegado a 415 mil toneladas.

Temas en esta nota

Seguí leyendo