Peste porcina africana: China endurece el control sobre las vacunas ilegales

Los expertos de la industria creen que el uso de vacunas ilícitas ha causado una nueva forma crónica de peste porcina africana.

Por
Peste porcina africana: China endurece el control sobre las vacunas ilegales
08deMarzode2021a las07:34

China intensifica las medidas contra la producción y venta de vacunas ilegales para combatir la peste porcina africana. Lo dijo el Ministerio de Agricultura y Asuntos Rurales del gigante asiático, que viene advirtiendo de este "mercado negro" desde 2019, siendo un posible factor que generó nuevas cepas de la peligrosa enfermedad.

El stock de de cerdos de China todavía se está recuperando de un brote devastador de la enfermedad, que en su forma original casi siempre fue mortal para los cerdos y acabó con la mitad de la piara.

Los expertos de la industria creen que el uso de vacunas ilícitas ha causado una nueva forma crónica de peste porcina africana, informó Reuters en enero, que causa una condición debilitante que puede reducir la producción de cerdos, pero es más difícil de detectar.

El artículo de Reuters consigna que no se ha aprobado ninguna vacuna contra la enfermedad en ningún lugar del mundo, pero se dice que circulan en China varias cepas del virus vivo con genes eliminados que se cree protegen a los cerdos contra la enfermedad.

El ministerio dijo que se deben fortalecer la identificación y las pruebas, e instó a los gobiernos locales a identificar cualquier muestra positiva del virus e informar cualquier cepa con deleciones genéticas artificiales a las autoridades veterinarias provinciales lo antes posible.

"Todas las localidades deben aumentar el castigo de las actividades ilegales relacionadas con vacunas falsas, y cualquier caso criminal sospechoso debe remitirse de inmediato al poder judicial", dijo.

Las compañías farmacéuticas serían multadas con el monto máximo, se revocarían sus licencias de operación y se prohibiría a los responsables producir productos veterinarios de por vida.

El ministerio también planea lanzar una campaña de educación para los productores sobre los riesgos de usar vacunas falsas y se ofrecerán 30.000 yuanes (4.600 dólares) a cualquiera que informe a las autoridades sobre su uso.

La última acción se produce en medio de una creciente preocupación por el resurgimiento de la peste porcina durante los meses de invierno. Se han reportado brotes oficiales en todo el país, más recientemente en Sichuan, Hubei y Yunnan, aunque los analistas dicen que la prevalencia es mucho, mucho mayor.

"El problema de la PPA es bastante grave y ha estado bastante fuera de control durante un tiempo", dijo Wayne Johnson, veterinario de la consultora Enable Ag-Tech Consulting, con sede en Beijing.

Aunque las medidas tomadas por el ministerio deben ser aplaudidas, algunos productores tendrán dificultades para cumplir con la prohibición de enviar a los mataderos a los cerdos infectados con el virus, agregó. “No hay ningún lugar al que puedan ir”, dijo.

Las autoridades provinciales deben informar sobre su trabajo contra el uso de vacunas antes del 30 de junio y nuevamente antes del 30 de noviembre, dijo el ministerio.

También dijo que el Centro Chino para la Prevención y el Control de Enfermedades Animales y el Centro Chino para la Sanidad Animal y Epidemiología fortalecerán la investigación epidemiológica de las "nuevas cepas" de peste porcina africana. Cabe señalar que los investigadores informaron recientemente haber encontrado varias mutaciones del virus.

Temas en esta nota

Seguí leyendo