Lenguaje inclusivo: el INTA publicó un manual con recomendaciones y abrió el debate

El organismo elaboró una guía de buenas prácticas de uso del lenguaje y recibió críticas.

Por
30deMarzode2021a las10:03

Hablar de “lenguaje inclusivo” en cualquier ámbito puede generar controversia. Si ese debate se origina al interior de un organismo público, el revuelo suele ser aún mayor. Eso sucedió ayer en las redes sociales, cuando salió a la luz el manual de “Recomendaciones para el uso del lenguaje inclusivo”, elaborado por el INTA, que inmediatamente hizo eco en forma de críticas por parte de varios profesionales del agro, muchos de ellos empleados del organismo.

Según expresan desde el INTA, el manual de buenas prácticas pretende ser “un aporte más a este recorrido legal y a las acciones que se vienen desarrollado en nuestro país por diferentes colectivos, organizaciones y actores políticos”. Y aclaran que “se trata de una herramienta que pueda establecer bases comunes de trato igualitario, recomendaciones que no buscan ser restrictivas, sino que intentan sumar prácticas igualitarias, acorde a la responsabilidad que nos exigen los nuevos escenarios y priorizando las posibilidades de expresión y representación de todas las voces”.

Hablar de inclusión en el lenguaje va en línea con una institución que abarca un sector que viene trabajando hace tiempo para lograr la igualdad de género, y que hace poco nombró a una mujer como presidenta (Susana Mirassou).

Una “payasada”

Sin embargo, el trabajo no fue interpretado así por muchos integrantes del sector, quienes inmediatamente salieron a reprobar el documento. Fue el tuit de Mariano Luna, ingeniero agrónomo con gran influencia en Twitter y quien además trabaja en el INTA, el que disparó el debate tratando el manual como una “payasada”.

Entre las críticas, surgió el muchas veces reprobado uso de la “E”, que por el contrario a lo que muchos pensaron, el INTA no recomienda usar:

“(...) independientemente de que estas formas suelen funcionar bien para la oralidad o mensajes escritos informales (whatsapp, redes sociales, etc.), son contraproducentes a la hora de amalgamar lenguaje inclusivo y coherencia gramatical”, reza el documento.

Así también se desaconseja el uso del @ y la / para distinguir géneros.

El manual recomienda evitar el “sexismo lingüistico”, explicando que es mejor utilizar los sustantivos masculinos para referirnos al género masculino, los femeninos para el femenino y, cuando se quiera incluir a ambos, recurrir a otras alternativas (en vez de “el que suscribe” usar “quien suscribe”). 

Del mismo modo, la utilización de artículos se aconseja para aquellos sustantivos que mantienen la forma en ambos géneros, ya que la omisión del artículo no cambia el sentido a la frase (en lugar de “Los jóvenes de diferentes” usar “Jóvenes de diferentes”)

La respuesta del INTA

El debate en redes avanzó hacia un denominador común: que el manual es una pérdida de “tiempo y dinero”, y que el Estado destina presupuesto en “cosas intrascendentes”.

Cabe señalar que el presupuesto 2021 contempla partidas por un monto total de 1,3 billón para distintas áreas de gobierno que llevan adelante políticas de género a través de programas destinados a la prevención y erradicación de la violencia contra las mujeres y personas LGTBI+, junto con acciones orientadas a disminuir las brechas de desigualdad.

Ver también: El valor de la cosecha de soja y maíz es récord y el Gobierno recaudaría $ 683.993 millones por retenciones

Máximo Bontempo, gerente de comunicación del INTA, participó del debate en Twitter e invitó a muchos a leer el documento completo para luego recibir una crítica “constructiva”: 

“Sí como vos trabajas con agroquímicos, paños y boquillas, uno de los principales insumos que utilizamos habitualmente es el lenguaje y dado el impulso que tiene la redacción inclusiva de género nos pareció una buena idea compartir una propuesta ordenadora”, le respondió a Luna.

Del mismo modo, Camila Pía Gandía, jefa de prensa del INTA, respondió que “es sólo un documento interno, escrito para orientar y responder a quienes nos consultan acerca del uso del lenguaje para ser inclusivos”.

El documento completo:

Temas en esta nota