Alarma en la agroindustria por la altura del río Paraná

"A partir de ahora se ingresa en un período de bajas precipitaciones hasta diciembre", advierten en puertos privados justo cuando gana ritmo la cosecha

Por
Alarma en la agroindustria por la altura del río Paraná
06deMayode2021a las11:51

Guillermo Wade, gerente de la Cámara de Actividades Portuarias y Marítimas (CAPYM), advierte que la salida de buques de carga por la hidrovía se encontrará limitada a unos 30 pies durante todo este año debido al bajo nivel del Río Paraná: "Los buques que normalmente se despachan a unos 34,06 pies de profundidad se están despachando a unos tres pies menos", destaca.

Los registros comparados revelan que este es el cuarto año consecutivo en el que se registran precipitaciones menores a las normales a lo largo de toda la cuenca, desde las nacientes: el Paranaíba, el Grande, el Paraguay.

Las represas en Brasil este lunes estaban en el 42 promedio de embalse. Por su parte, Yacyretá, que en enero pasaba 13.000 metros cúbicos por segundo de agua, viene bajando hasta los 6000. 

Altura del río Paraná

"Los niveles siguen y seguirán bajando, debido a que a partir de ahora se ingresa en un período de bajas precipitaciones hasta diciembre", advierte Wade.

De esta forma, la altura del río Paraná amenaza a la principal fuente de divisas de la Argentina en plena época de cosecha y con precios internacionales en ciclo alcista.

El nivel del Paraná en la zona del Gran Rosario, en donde están las plantas procesadoras de soja más grandes del mundo, era de escasos 0,90 metros el miércoles. Entre 1996 y 2020, la profundidad media del río en Rosario en abril fue mucho más profunda de 3,58 metros. (El cero es un punto de referencia utilizado por los capitanes de los barcos en lugar de la profundidad real de la vía fluvial).

“Estamos cargando entre 5.500 y 7.000 toneladas menos por buque de carga debido a los bajos niveles de agua”, dijo Guillermo Wade. Cabe destacar que Argentina es el principal exportador mundial de piensos de harina de soja y su tercer proveedor de maíz, y mantener el río Paraná fluyendo es clave para la rentabilidad.

El reciente clima seco en el sur de Brasil ha dejado al Paraná menos profundo de lo normal, y los meteorólogos dicen que el pronóstico a corto plazo es que el río en Rosario baje aún más en los próximos días.

“El costo logístico para la industria podría estar entre US$ 250 y US$ 300 millones, pero esa es una estimación aproximada. Todo depende de cómo evolucione el nivel del río, pero los pronósticos no son alentadores ”, dijo a Reuters Alfredo Sese, secretario técnico de la Bolsa de Granos de Rosario.

La poca profundidad del río ha hecho sonar las alarmas entre los exportadores después de que la falta de lluvia en 2020 hizo que el Paraná alcanzara su punto más bajo en 50 años.

“El nivel del río está bajando de nuevo. Todavía no tanto como el año pasado, pero en camino. Esto está recortando algunas toneladas de los barcos que parten de Rosario ”, dijo a Reuters un ejecutivo de una importante empresa comercial que pidió no ser identificado.

El contrato para el mantenimiento del Paraná ha estado en manos de la draga belga Jan De Nul durante los últimos 25 años. Ese contrato expiró oficialmente la semana pasada, pero el gobierno dijo la semana pasada que la empresa continuaría su trabajo durante al menos tres meses más, mientras el gobierno procesa las ofertas. Jan De Nul se encuentra entre las firmas internacionales que se espera que presenten ofertas por el próximo contrato. Reuters agrega que el Gobierno ha rechazado los llamados de algunos legisladores locales para entregar el dragado del Paraná a una empresa estatal.

“Jan De Nul hizo un gran trabajo el año pasado cuando tuvimos este problema con el río Paraná. Por eso hemos solicitado que el gobierno extienda la concesión de dragado actual por más de 90 días ”, dijo Gustavo Idigoras, director de la cámara de empresas exportadoras CIARA-CEC de Argentina. “Si no tenemos sus equipos y conocimientos, sería muy difícil para otra empresa garantizar el tránsito por el río”, dijo Idigoras.

Actualmente, el río en Rosario está dragado a unos 34 pies (10 m) y los líderes de la industria quieren que el próximo contrato de dragado ofrezca un canal de envío más profundo y ancho para mejorar la navegabilidad.

Cada pie adicional de profundidad permite a los barcos Panamax, diseñados para viajar a través del canal de Panamá, transportar de 1.800 a 2.200 toneladas de carga adicional..

Temas en esta nota