Carne: la oportunidad que ofrece el mundo cuando Argentina cierra exportaciones

El hemisferio norte comienza a salir a paso cada vez más firme, recuperando los canales de demanda más castigados por el confinamiento

Por
Carne: la oportunidad que ofrece el mundo cuando Argentina cierra exportaciones
19deMayode2021a las13:18

El análisis de la semana de Rosgan destacó en la previa al cierre de exportaciones de carne que anunció Argentina que en el contexto mundial se perciben vientos a favor para la ganadería vacuna.

Ganadería mundial: principales exportadores

 

"Tras un año de fuerte depresión del consumo producto de la pandemia, el hemisferio norte comienza a salir a paso cada vez más firme, recuperando los canales de demanda más castigados por el confinamiento", destaca María Julia Aiassa, analista de Rosgan.

Tomando como referencia las últimas proyecciones publicadas por el Departamento de Agricultura de los Estados Unidos (USDA) en el mes de abril, se observa que para 2021 se espera un consumo récord de carne vacuna a nivel mundial. Impulsado fundamentalmente por la demanda china, el consumo mundial de carne bovina superaría los 60 millones de toneladas equivalente carcasa, marcando un crecimiento del 1,6% en relación a lo observado en 2020.

 

Ver también: Carne: suspenden remates y el lanzamiento de un nuevo mercado ganadero

Por el lado de la oferta, la situación es diferente: "El fenomenal déficit de proteínas generado por el impacto de la peste porcina en China, creó súbitamente un nivel de demanda para el cual el mundo no estaba preparado. Esto generó una completa reconfiguración del comercio mundial de carnes, concentrando un flujo cada vez mayor hacia ese destino", cita Aiassa. Tres años después de esta fenomenal disrupción, los principales países proveedores están comenzando a registrar los efectos sobre su oferta de ganado, que los lleva a iniciar procesos de retención que reducen la disponibilidad actual. Es así como se empiezan a observar menores tasas de faena en los principales países productores de carne vacuna, como Australia, Brasil e incluso Nueva Zelanda, donde también se registra una baja estacional.

 

En el caso particular de Australia, sin dudas se suma otro factor determinante que agudiza esta escasez: "Este país oceánico, viene de transitar una prolongada y severa sequía que redujo drásticamente su stock vacuno, marcando los menores registros de los últimos 30 años". Tras la llegada de las lluvias y la consecuente recomposición de los campos, los ganaderos australianos han iniciado un fuerte proceso de reconstrucción de ese stock, quitando importantes volúmenes de hacienda de la faena.

Por su parte, la suba del precio del maíz también está jugando un rol fundamental a nivel producción que impacta directamente sobre los suministros de carne: "La fuerte suba que experimentó el cereal durante el último año ha llevado a los productores a reconvertir sus sistemas de engorde, integrando una mayor proporción de kilos ganados a pasto a fin de reducir la composición del grano en el costo total de engorde".

Esta reconversión, derivada de la suba del maíz, conduce a ciclos de engorde más prolongados y, en algunos casos, a menores pesos finales, con la consecuente caída temporal en la oferta de animales terminados para faena.

Paradójicamente, detrás de esta fuerte apreciación del precio del cereal también se encuentra China, ya no como factor coyuntural sino como fuerte jugador del mercado de forrajes y alimentos para animales que llegó para quedarse.

En concreto, Aiassa concluye que una oferta limitada por parte de los principales proveedores de carne y una demanda mundial firme están impulsando una tendencia al alza en los precios de exportación que, sin embargo, aun no expresan toda la suba que internamente ya muestra el precio de la hacienda: "Un dato clave en este sentido lo refleja el precio promedio del novillo vivo en los diferentes orígenes, donde los incrementos acumulados en los últimos doce meses promedian cerca del 50% en dólares mientras que el precio internacional de la carne aun no llega a convalidar esos aumentos. Este último desacople es determinante para los márgenes de procesamiento de la industria que, en el caso de Brasil un mes atrás llegó a ser, incluso, un factor limitante para el procesamiento".

Ver también: La falacia oficial detrás de la carne

El mundo de las carnes de Rosgan

Brasil

  • La peor sequía del país en cinco años, eleva el costo de los forrajes generando fuerte incertidumbre en el sector. El clima seco y el retraso en las siembras están pesando directamente sobre las perspectivas de cosecha de maíz safriña en Brasil. La consultora Céleres ya redujo su proyección de cosecha a menos de 73 millones de toneladas, desde los 90 millones estimados al inicio de la temporada. Esta baja reactiva el temor de enfrentar una nueva fase de aumentos en los precios de los forrajes como la que tanto ha afectado a la industria cárnica en 2016, cuando se perdieron cerca de 15 millones de toneladas de maíz. Para mitigar el problema, las empresas cárnicas presionan al gobierno para reducir los aranceles de importación de granos extra Mercosur y eliminar otros impuestos que pesan sobre la industria.

Uruguay

  • La exportación en pie dio un salto en el primer cuatrimestre, impulsada por China, principalmente por ganado lechero. En el acumulado enero-abril se exportaron 85.638 vacunos, un 76% más lo enviado al exterior en igual período del año pasado, de acuerdo a datos de Aduanas. China desplazó a Turquía como principal comprador, sumando 44.654 cabezas entre enero y abril -todas con destino a reproducción-, lejos de las 11.293 exportadas al país asiático en el primer cuatrimestre de 2020. En tanto que Turquía quedó en segundo lugar con 32.179 vacunos enviados en lo que va del año, en este caso con destino a engorde. Aun así, los envíos a ese país resultan un 36% superiores a lo registrado un año atrás. 

Australia

  • Cae la ocupación de los corrales presionada por los bajos márgenes. Según los últimos datos publicados por Meat & Livestock Australia (MLA), la cantidad de animales encerrados en feedlots durante el primer trimestre del año se mantuvo por encima del millón de cabezas, a pesar de haber disminuido un 4% en relación al trimestre anterior. Comparado con marzo del año pasado, las cifras se mantuvieron casi 83.000 por debajo, considerando que el nivel de encierre en ese entonces seguía siendo récord debido al impacto de la sequía. Desde la Asociación Australiana de Feedlots (ALFA) sostienen que el menor encierre responde a la presión que ejercen sobre los márgenes la suba del ganado para engorde un contexto de fuerte retención y el aumento en los costos de alimentación. Esto se refleja en una ocupación del 69%, muy por debajo del 80% que marca el promedio de cinco años para ese trimestre. Pese a los desafíos actuales, la confianza en las perspectivas a largo plazo sigue siendo alta, resultando en un aumento en la capacidad de engorde a un nivel récord 1,45 millones de cabezas durante este primer trimestre del año.

Mundo

  • El índice de precios de la carne de la FAO (Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura) registra su séptimo aumento mensual consecutivo. En abril ese índice registró un promedio de 101,8 puntos, un 1,7 % por encima del valor ligeramente revisado de marzo y un 5,1 % por encima del valor registrado en el mismo mes del año pasado. En abril, subieron las cotizaciones de las carnes de bovino y ovino, apoyadas por la sólida demanda de Asia oriental, ante la escasez de la oferta en Oceanía y los bajos niveles de existencias. Las cotizaciones de la carne porcina también se vieron reforzadas como resultado del elevado nivel de compras de Asia oriental.

Temas en esta nota

Cargando...