Qué pasó con el precio de la carne desde que se cerró la exportación

"Los funcionarios no tienen la honestidad intelectual y política para hacerse responsables de la inflación", destacan desde la Cámara de la Industria de la Carne

Por
Qué pasó con el precio de la carne desde que se cerró la exportación
13deJuliode2021a las12:44

La Cámara de la Industria y el Comercio de Carnes y Derivados de la República Argentina (CICCRA) destacó en el informe mensual que el precio de la carne al público no sólo no disminuyó luego del cepo a la exportación, sino que aumentó en promedio 8% para el consumo interno.

"Lo que va a lograrse de prolongarse esta medida en el tiempo (cierre de exportaciones), es una liquidación de hembras superior a la normal para la época, lo que a mediano plazo se traducirá en una menor producción de carne y, por lo tanto, en un aumento del precio relativo de la carne en el mercado interno", anticipa el Ing. Miguel A. Schiariti, titular de CICCRA.

La Cámara repasa que en 19 meses de gestión de las actuales autoridades nacionales, el sector productor y procesador de alimentos ha sufrido permanentes ataques, intentando provocar la respuesta de éstos para, de esta manera, responsabilizar a los productores y comercializadores de los aumentos de precios: "Los funcionarios no tienen la honestidad intelectual y política para hacerse responsables de la inflación generada por el excesivo aumento que hicieron de la masa monetaria".

Desde CICCRA reiteran el deseo de que a cortísimo plazo, y ante el fracaso de las medidas dispuestas, se revise la decisión: "Recuperemos la libertad de comercio en la Argentina".

Ver también: Paula Español volvió a hablar del precio de la carne

En los últimos doce meses el precio promedio de los cortes vacunos registró un aumento de 88,1%, en un contexto en el cual el precio de la hacienda en pie subió 96,0% y el nivel general de precios al consumidor subió 48,7%. Las carnes alternativas tuvieron alzas de 63,1% (pollo) y 61,0% (pechito de cerdo). 

Al extender el período de análisis, con el fin de incorporar tanto los efectos de la inestabilidad macroeconómica asociada a la crisis de confianza que se desató en el segundo trimestre de 2018 como de la pandemia/’cuarentena’, surge que en treinta y ocho meses la cotización del dólar oficial subió 370,4%, la cotización del dólar ‘libre’ se incrementó 714,1% y el nivel general de precios al consumidor del GBA subió 244,7%, el valor de la hacienda en pie se incrementó 427,6%, el precio promedio de los cortes vacunos creció 395,8%, el del pollo entero, 332,1%, y el precio del pechito de cerdo, 298,3%. 

En la primera quincena de junio el precio promedio de los cortes vacunos comercializados en carnicerías y supermercados del Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA) registró la mayor suba del año respecto a la quincena previa, en un contexto de elevada incertidumbre. Entre la segunda quincena de mayo y la primera de junio se verificó un alza de 7,8% (en el arranque de marzo había sido de 6,1%). Pero, en la segunda quincena del mes se observó (también por primera vez en el año) una caída de 0,6%. El precio promedio de los cortes vacunos para el consumidor del AMBA registró un aumento de 8,2% entre mayo y junio de 2021.

Ver también: Archivo: así criticó Kulfas las restricciones a la carne del kirchnerismo

 

Por segundo mes consecutivo, en carnicerías el aumento fue mayor que en supermercados (8,9% vs. 5,7% mensual). Las mayores subas se registraron en picada común (11,9%), osobuco (11,3%), carnaza común (11,2%) y paleta (10,1%). Por su parte, los menores aumentos correspondieron a tapa de asado (6,4%), vacío (6,0%), matambre (5,5%) y asado de tira (4,4%). En el caso del pollo, la suba fue de 3,7% mensual (sólo superada por la de febrero) y fue producto de subas similares en ambas quincenas del mes. En las carnicerías el valor del pollo subió 4,3% y en los supermercados sólo 1,1%. Por su parte, el precio del pechito de cerdo mostró una corrección (1,0% mensual), producto de una suba de 1,3% en carnicerías y de una baja de 8,0% en supermercados. 

Indicadores ganaderos relevados por CICCRA

En junio de 2021 la industria frigorífica vacuna faenó un total de 1,067 millones de cabezas. En la comparación mensual experimentó un incremento de 4,4% corregida por el número de días laborables. Pero, al comparar con junio de 2020 se observó una caída de 11,2%, también corregida por el número de días laborables. Por segundo mes consecutivo se registró una significativa caída de la participación de las hembras en la faena total, llegando a 42,1%. Hacía cuatro años que no se observaba algo similar.

La participación de las hembras en la faena total descendió a 42,1% en junio de 2021, el guarismo más bajo de los últimos cuatro junios. Al comparar con junio de 2020 la disminución fue de 5,0 puntos porcentuales y con respecto al pico de junio de 2019 la caída fue de 8,5 puntos porcentuales. Llamativamente, como resultado del cierre de exportaciones de esta categoría a China, y por primera vez en tres años, la importancia de las hembras en la faena total quedó ubicada dentro del rango compatible con la recomposición del rodeo vacuno. 

En el primer semestre del año se faenaron 6,318 millones de cabezas de hacienda vacuna. En comparación con enero-junio de 2020 la actividad sectorial retrocedió 6,7% (-452,1 mil cabezas). Al ajustar por el número de días laborables del período, la contracción de la faena fue de 10,2% anual. En el caso de los machos, la caída fue de 2,5% anual y en el de las hembras, la baja llegó a 11,3% anual (en ambos casos, sin corregir por el número de días laborables). Por ello, la participación de las hembras en la faena total descendió a 45,1% (-2,4 puntos porcentuales interanuales).

En junio de 2021 se produjeron 240,0 mil tn r/c/h de carne vacuna. Considerando un descenso de las exportaciones a 50,0 mil tn r/c/h, la absorción del mercado doméstico habría sido de 190,0 mil tn r/c/h. Esto implica que el consumo aparente por habitante habría sido equivalente a 49,7 kg/año, quedando casi 5% por debajo del nivel de doce meses atrás. 

En tanto, en el primer semestre del año la producción de carne vacuna habría ascendido a 1,42 millones de tn r/c/h, lo que significa una disminución de 6,4% interanual (-96,7 mil tn r/c/h). El mercado interno habría absorbido un total de 1,015 millones de tn r/c/h y a los mercados externos se habrían enviado 406,6 mil tn r/c/h. En consecuencia, el consumo interno habría caído 8,7% en la comparación anual.

El promedio móvil de los últimos doce meses del consumo (aparente) de carne vacuna por habitante se ubicó en 47,5 kg/año en el sexto mes del año. En relación a junio del año pasado se observó una retracción de 6,4% (-3,27 kg/hab/año). Asimismo, al comparar con el máximo (relativo) de junio de 2009 (70,2 kg/hab/año), la caída fue de 32,3% (-22,7 kg/hab/año).

En mayo de 2021 se registraron exportaciones de carne vacuna por un total de 55,7 mil toneladas peso producto (tn pp) de carne vacuna (78,0 mil toneladas res con hueso (tn r/c/h) equivalentes). A pesar de la suspensión transitoria de exportar cortes vacunos implementada por el gobierno nacional, la inercia comercial hizo que en el quinto mes del año se registrara el mayor volumen exportado de los últimos seis meses. No obstante ello, en la comparación interanual se observó una caída de 6,6%, explicada en su totalidad por la retracción de los envíos a China. 

En enero-mayo del corriente año se vendieron al resto del mundo 254.353 tn pp de carne vacuna (356,6 mil tn r/c/h equivalentes), es decir 13,1% más que en el mismo período de 2020. De esta forma, volvieron a marcar un nuevo máximo histórico. Los embarques a China totalizaron 197,0 mil tn pp, crecieron 14,8% en términos interanuales y explicaron 86,3% del crecimiento del volumen total exportado de carne vacuna desde nuestro país. 

En lo que respecta a la facturación por ventas al exterior, en mayo fue de 231,0 millones de dólares. En términos interanuales se observó una caída de 10,5% (+27,0 millones de dólares). El descenso de las ventas a China impactó negativamente en el volumen total, pero no en el precio promedio de exportación, ya que el valor promedio de las ventas a China es muy inferior al promedio general. Según las estadísticas oficiales, en mayo el precio promedio fue de 2.962 dólares por tn r/c/h y resultó 0,3% superior al de mayo de 2020. 

Los envíos a China comprendieron 8,3 de cada 10 kilos exportados de carne vacuna en el quinto mes del año. El volumen total fue de 46,5 mil tn pp de carne vacuna y resultó 12,1% menor al de mayo del año pasado. El precio promedio cayó otro 12% interanual, quedando en 3.559 dólares por tn pp. A raíz de todo esto, los ingresos certificados equivalieron a 165,6 millones de dólares y cayeron 22,7% en términos interanuales. 

A la inversa, los envíos a Chile, Israel, EE.UU. y Brasil fueron mayores en mayo de 2021 que en mayo de 2020. Las ventas a Chile totalizaron 2.886 tn pp, es decir 83,1% más que un año atrás. Las exportaciones a EE.UU. ascendieron a 1.363 tn pp, lo que representó un incremento de 143,8% anual. En tanto, a Israel y Brasil se enviaron 634 y 577 tn pp en mayo, volúmenes que resultaron 96,3% y 130,8% mayores a los de mayo de 2020. Italia también registró una importante mejora como destino, al pasar de 309 tn pp exportadas en mayo de 2020 hasta 632 tn pp en mayo de 2021 (+104,5% anual). A Rusia también se embarcaron más toneladas (+41,1% anual), llegando el total hasta 175 tn pp. 

En enero-mayo de 2021 las exportaciones de carne vacuna totalizaron 254,4 mil tn pp (356,6 mil tn r/c/h equivalentes), volumen que resultó 13,1% mayor al del mismo período de 2020 (+29.483 tn pp). 

En junio el precio promedio de la hacienda comercializada en el Mercado de Liniers se ubicó en $ 146,15 por kilo vivo. Fue apenas 0,2% mayor al promedio del atípico mayo, 0,5% inferior al promedio de abril y sólo 0,12% menor al promedio de los últimos cinco meses.

La desagregación por categorías mostró una suba importante del precio entre mayo y junio, leves subas en novillitos y vaquillonas, una leve baja en el precio del novillo e importantes caídas, por segundo mes consecutivo, en los valores de los toros y de las vacas. En el caso particular de las vacas, categoría particularmente afectada por la intervención del gobierno nacional en el comercio exterior de carne vacuna, el precio promedio cayó 11,4% entre abril y junio, llegando la caída a 13,2% en el caso de las vacas conserva inferiores y a 10,5% en el caso de las vacas conserva buenas.

Entre junio de 2020 y junio de 2021 el precio promedio de la hacienda en pie registró un aumento de 96,0%. Nuevamente se observa el impacto de la decisión oficial de limitar las exportaciones de carne vacuna, ya que sólo el precio las vacas creció menos que el promedio general (87,3% anual). En las restantes categorías los precios promedio registraron subas de 96,0% (MEJ), 96,4% (novillitos), 97,6% (toros), 100,8% (novillos) y 101,6% (vaquillonas). 

En junio el precio promedio de la hacienda bajó 1,0% en relación a mayo, ubicándose en 1,534 dólares oficiales por kilo vivo. Fue la quinta baja en seis meses. Pero, al comparar con el mismo mes del año anterior, el precio experimentó una suba de 43,1%. 

En la primera quincena de junio el precio promedio de los cortes vacunos comercializados en carnicerías y supermercados del Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA) registró la mayor suba del año respecto a la quincena previa, en un contexto de elevada incertidumbre. Entre la segunda quincena de mayo y la primera de junio se verificó un alza de 7,8% (en el arranque de marzo había sido de 6,1%). Pero, en la segunda quincena del mes se observó (también por primera vez en el año) una caída de 0,6%. El precio promedio de los cortes vacunos para el consumidor del AMBA registró un aumento de 8,2% entre mayo y junio de 2021. Por segundo mes consecutivo, en carnicerías el aumento fue mayor que en supermercados (8,9% vs. 5,7% mensual). Las mayores subas se registraron en picada común (11,9%), osobuco (11,3%), carnaza común (11,2%) y paleta (10,1%). Por su parte, los menores aumentos correspondieron a tapa de asado (6,4%), vacío (6,0%), matambre (5,5%) y asado de tira (4,4%). En el caso del pollo, la suba fue de 3,7% mensual (sólo superada por la de febrero) y fue producto de subas similares en ambas quincenas del mes. En las carnicerías el valor del pollo subió 4,3% y en los supermercados sólo 1,1%. Por su parte, el precio del pechito de cerdo mostró una corrección (1,0% mensual), producto de una suba de 1,3% en carnicerías y de una baja de 8,0% en supermercados. 

Entre febrero y junio de 2021 el precio promedio de los cortes vacunos registró una suba de 26,9%, el pollo, un alza de 10,5%, y el pechito de cerdo, un incremento de 8,7%. En consecuencia, la carne vacuna se encareció 16,7% con relación a la carne porcina y 14,9% con relación al pollo entero en los últimos cuatro meses. 

Temas en esta nota

Cargando...