Cambió un caballo por vides y así pudo fundar una de las bodegas más importantes de Mendoza: ya exporta a 40 países

La Celia fue fundada hace 130 y es pionera en la región más cotizada para la producción de vino de alta gama

Por
Cambió un caballo por vides y así pudo fundar una de las bodegas más importantes de Mendoza: ya exporta a 40 países
21deDiciembrede2021a las17:29

A fines del siglo XIX, Eugenio Bustos protagonizó un trueque que cambiaría para siempre su historia. Dueño de tierras en el valle de Uco, este hacendado ofreció su mejor caballo a cambio de estacas de vid de uva malbec, una variedad que había sido introducida en el país pocos años antes, gracias al impulso de Domingo Faustino Sarmiento. Bustos se convirtió en el primero en plantar la uva insignia de la Argentina en la región.

Este intercambio fundador es tan icónico para la marca, que las etiquetas de los vinos producidos por la bodega tienen un caballo como logo. Con el tiempo, el valle de Uco se convirtió en la zona más codiciada para la viticultura argentina, de donde salen vinos de gran calidad.

"La Celia se fundó en el año 1890 y es una pionera en el valle de Uco. Hoy, 130 años después, la bodega sigue presente en la zona, con fincas en Paraje Altamira, La Consulta y Eugenio Bustos", cuenta Vanina De Martino, gerenta de Marketing, Sidras, Vinos y Spirits de CCU Argentina.

El espíritu emprendedor de Bustos siguió presente en la compañía a través de los años. En 2001 La Celia fue la primera bodega argentina en vinificar la uva cabernet franc como varietal. La cepa proveniente de Francia -que hasta entonces se usaba para agregar fuerza a los vinos de corte- es hoy una variedad cada vez más común, que ofrece características únicas que la destacan.

En la actualidad, La Celia emplea a 197 personas y exporta el 25% de su producción a países como los Estados Unidos, Colombia, México e Irlanda. "Estamos contínuamente abriendo caminos y buscando nuevos horizontes para la marca. En este sentido, estamos muy contentos de haber podido ingresar a Holanda, un mercado relevante para Argentina, que nos brinda la oportunidad también de vislumbrar nuevos destinos", agrega De Martino.

En el mercado local, en tanto, experimentó un importante crecimiento y junto a Graffigna y Colón -las otras dos bodegas que componen la cartera de CCU Argentina- es una de las cinco empresas más grandes vitivinícolas del país.

"Esperamos que el consumo se mantenga y vislumbramos un crecimiento para el próximo año. A pesar del contexto, el 2020 resultó ser positivo. Este año viene en esa misma línea y esperamos continuar ese ritmo de crecimiento de la bodega", explica y señala que este año se lanzó la línea Terruño, una novedosa edición limitada de vinos de alta gama, de tan solo 2400 botellas por cada uno de los tres varietales, malbec, cabernet franc y cabernet sauvignon.

Temas en esta nota

Cargando...