Aceite de palma: analistas creen que bajará el precio en 2022

De igual manera, se mantendrá firme contra años anteriores; las políticas gubernamentales sobre energía verde y seguridad alimentaria estimulan a la demanda

Por
Aceite de palma: analistas creen que bajará el precio en 2022
24deEnerode2022a las08:46

Los precios del aceite de palma se preparan para otro año de volatilidad y escasez de oferta a medida que Malasia avanza lentamente para abordar la escasez de mano de obra y las políticas gubernamentales sobre energía verde y seguridad alimentaria, factores que estimulan la demanda.

Precio del aceite de palma

Los precios de referencia de la palma promediarán 4.000 ringgit por tonelada en 2022, un 3,4% menos que el promedio del año pasado de 4.142 ringgit, según la estimación mediana de una encuesta de 18 analistas y personas de la industria que realizó Reuters.

Se espera que los precios, que ya alcanzaron un récord de 5.380 ringgit por tonelada esta semana, se mantengan firmes durante la primera mitad del año.

“A medida que avanzamos hacia el período de baja producción, la oferta es escasa, lo que refleja una demanda sostenida y la debilidad estructural en la producción de aceite de palma”, dijo Julian McGill, director regional de LMC International.

Se espera que los principales productores de Indonesia y Malasia experimenten un crecimiento de la producción por primera vez en tres años en 2022, según la encuesta.

La producción de Indonesia para 2022 está fijada en 48,5 millones de toneladas, un 3,4% más que los 46,89 millones estimados el año pasado. La producción de Malasia se pronostica en 18,8 millones de toneladas, un 3,9% más que los 18,1 millones de 2021.

Los encuestados esperan que la producción aumente en la segunda mitad del año, especialmente en Malasia, cuando se espera que un ejército de trabajadores migrantes alivie la escasez de mano de obra. Sin embargo, las condiciones climáticas de La Niña y la reducción de las aplicaciones de fertilizantes en los últimos tres años podrían limitar las ganancias en el suministro.

Las nuevas políticas para frenar el consumo de combustibles fósiles en países como Brasil, China y Estados Unidos pueden aumentar la demanda de aceite de palma para su uso en la producción de biocombustibles y diésel renovable este año, dijeron las fuentes.

En otros lugares, las preocupaciones sobre la inflación de los alimentos podrían conducir al racionamiento de la demanda o a la reducción de los mandatos de uso de biocombustibles, lo que a su vez podría afectar los precios de la palma, dijo Kay Hian de UOB en una nota.

Para controlar los precios domésticos del aceite de cocina, Indonesia impuso reglas la semana pasada para que los exportadores busquen la aprobación de los envíos de aceite de palma, y ​​se dice que está redactando un plan para limitar las exportaciones.

Esto podría impulsar al principal importador, India, a sustituir el aceite de palma por aceites de soja y girasol, ya que es poco probable que el suministro de Malasia cubra el déficit en los envíos de Indonesia.

Temas en esta nota

Cargando...