Unión y cambio de paradigma: las raíces de la cooperativa de mujeres originarias más grande del país

Para la Cooperativa de Mujeres Artesanas del Gran Chaco (Comar), estar organizadas fue clave para hacerse escuchar y elevar la voz de sus comunidades

Unión y cambio de paradigma: las raíces de la cooperativa de mujeres originarias más grande del país
09deMarzode2022a las16:57

Gracias a las artesanías hoy estamos acá. Nuestro trabajo nace con las artesanías, pero es a través de ellas que conseguimos lo que necesitamos para las mujeres”, explica Jésica Sosa, de origen pilagá, quien representa a otras 160. Viajó a la edición 2022 de Expoagro con algunas integrantes de la Cooperativa de Mujeres Artesanas del Gran Chaco (Comar). También con otras 2600, que a través de 15 asociaciones constituyen la organización más grande del país.

Todo comenzó hace más de 20 años, cuando Fabiana Mena, presidenta de la Fundación Gran Chaco, viajó a esa región y empezó a trabajar con mujeres de la comunidad wichi. Luego de mucho esfuerzo y capacitaciones, pasaron de cumplir con quehaceres domésticos a comercializar su trabajo a través de las artesanías. “Las indígenas nunca nos juntamos, pero una vez que llegó Fabiana nos empezamos a organizar”, comenta al respecto Norma Rodríguez, de origen wichi y presidenta de Comar.

“Estamos muy agradecidas a la Fundación Gran Chaco, porque fueron a nuestra comunidad en un momento muy difícil e hicieron una primera capacitación en el tema de artesanías”, señala Jésica. Y continúa: “Hace ocho años, ninguna mujer participaba de encuentros. Los dirigentes hacían las reuniones dentro de la comunidad y no éramos invitadas. Nos costó mucho organizarnos, pero acá estamos”.

 

La misión de la cooperativa es fortalecer a las organizaciones del territorio con el eje puesto en el liderazgo y el empoderamiento femenino. Ver cuáles son las herramientas con las que cuentan, incentivar el desarrollo y generar la articulación hacia el interior de la misma red y también hacia el exterior. Es por eso que el estar presentes en un evento de la magnitud de Expoagro no es un hecho menor para ellas. 

“Nosotras venimos a compartir experiencias de otro tipo de producciones”, explica Ornella Barbieri, quien trabaja en el área de comunicación de la fundación. Y agrega: “Las líderes de estos proyectos productivos, potentes, rurales y con un desarrollo de verdad son mujeres, y nuestro objetivo es demostrar con sus experiencias que eso es posible, pero que además requiere de un compromiso desde el otro lado”.

A través de Matriarca, una distribuidora de productos de base cultural y que a la vez funciona como nexo entre las artesanas y el mundo, las mujeres de Comar pueden comercializar sus productos, tanto localmente como a nivel internacional. Llegan a países como Japón, Tailandia, Suiza, China y Estados Unidos.

Conectadas

Comar vincula diferentes etnias (wichi, qom y pilagá) y nuclea a comunidades con distintos lenguajes, pero con las mismas necesidades. Y esta unión no sólo abarca a las artesanas, sino también a otras organizaciones lideradas por mujeres, como Nanum, una entidad con la mirada puesta en la resiliencia climática, que busca generar experiencias de conectividad e inclusión digital en las mujeres rurales del Gran Chaco para reducir su aislamiento, promover su rol con soluciones innovadoras y fortalecer el desarrollo productivo. 

Al respecto, Marcela Carabajal, dirigente campesina del interior de la provincia de Salta, cuenta: “Hemos capacitado a mujeres para que operen y sean locutoras en la radio local que tenemos. El poder promocionar los productos que se hacen era tan nuevo para nosotros que hasta miedo nos daba. La incorporación de la tecnología fue paulatina. Vinimos a Expoagro para aprender más”. Y concluye: “Mujeres Rurales nos va abriendo el camino y los medios de comunicación nos expanden”.

Mujeres y liderazgo

Tres referentes rurales, algunas de ellas originarias, presentes en un evento que reúne tantas aristas del sector agropecuario como personas que lo conforman existen. Representando y alzando la voz de las miles de mujeres que viven en las regiones más vulnerables del país en términos sociales. Unidas, cambiando paradigmas.

Temas en esta nota

Cargando...